El telescopio espacial "Hubble" celebró ayer su 30.º aniversario con la publicación de la imagen de una "turbulenta" guardería de estrellas ubicada a 163.000 años luz, una fotografía que ha sido bautizada como "Arrecife cósmico" por su parecido al mundo submarino. La imagen muestra la nebulosa gigante NGC 2014 y su vecina NGC 2020.