El actor Sean Connery ha puesto a la venta su residencia de Niza por 30 millones de euros. La mítica casa, de estilo "Belle Epoque", se encuentra en un paraje idílico del sur de Francia. El inmueble, situado en uno de los emplazamientos con mejores vistas de toda la Costa Azul, fue una de las localizaciones en las que se rodó el filme de James Bond "Nunca digas nunca más", en 1983. La construcción de La Roc Fleuri se remonta a 1928 y posee ocho plantas. El intérprete la adquirió en 1970, tras casarse con la pintora Micheline Roquebrune.

El matrimonio vivió en la casa durante 12 años, y a pesar de que el artista, que cumplirá 90 años el 25 de agosto, no vive allí desde hace muchos años, la gente de la zona se sigue refiriendo a la residencia como la de "Sean Connery". Por su parte, la inmobiliaria no ha dudado en destacar en el anuncio: "Sus numerosas comodidades que son comparables a los lujosos destinos donde se alojaría James Bond".