Desde que era muy pequeño Pol Granch ya sabía que se quería dedicar a la música. Sus ganas y su ambición por ella le llevaron a presentarse al programa musical "Factor X", del que salió vencedor. Ahora, dos años después y con "más madurez musical" presenta su primer disco: "Tengo que calmarme". Y siente que "el disco está teniendo un recibimiento muy calentito".