13 de agosto de 2020
13.08.2020
La Nueva España
Casa Real

Debate médico sobre el uso de la muleta por parte de la infanta Sofía

Algunos expertos han analizado el correcto uso del bastón en este tipo de lesiones

13.08.2020 | 13:25
La infanta Sofía, con muleta junto a la Princesa Leonor y sus padres, los Reyes.

Las apariciones de la Familia Real causan siempre disparidad de opiniones. En este caso, la polémica surge por la lesión que sufre la infanta Sofía en la rodilla derecha desde el domingo pasado. Según se pudo saber el lunes, la hija de los Reyes habría sufrido una aparatosa caída jugando en Marivent, que la obliga a llevar muletas para poder moverse. Esto ocurrió el día previo al inicio de los actos oficiales, que tuvieron como primer destino el pueblo de Petra. Algunos médicos declaraban que la infanta llevaba mal el vendaje y la muleta, porque debía ir en el mismo brazo donde tenía la herida. Esto causó cierta discusión ya que existían visiones diferentes. Como afirman varios profesionales, en el caso de la recuperación de una lesión no es necesario que el bastón supla a la pierna, sino que lo que se pretende es que este ayude a la pierna lesionada a soportar el peso del cuerpo.

El traumatólogo mallorquín Antoni Bennàssar habla claro sobre esta supuesta polémica: "La muleta siempre debe ir en la parte contraria. Si quieres, como en este caso, descargar la pierna derecha, debes llevarla en el brazo izquierdo". Dice que no es la primera vez que ha tenido que discutir sobre este tema pero, por su parte, no hay confusión posible: "Al ser una niña, es normal que la vaya cambiando de lado porque lo hace por cansancio". Afirma que algunos tratan de llevar la contraria en este tema aunque este tipo de cuestiones "no admiten dudas". El hecho de llevar la muleta en el lado contrario facilita que la infanta "camine de forma normal y cómoda".

La poca información sobre el tipo de lesión hace que no pueda ofrecer una declaración concreta, aunque si fuera una herida grande, dice, "no podría ir por el dolor". Además, Bennàssar concreta: "Saben perfectamente dónde van y si Sofía puede ir, aunque los sitios a los que han acudido no son lugares peligrosos para ella". Cree que estas polémicas son totalmente evitables porque la evidencia médica es clara.

En 2017, la infanta Sofía ya sufrió un percance. Se la pudo ver con un vendaje en la muñeca derecha durante las celebraciones del día de la Hispanidad. El contexto fue diferente porque no era tan aparatoso y pudo disimularlo con la manga larga. Otros miembros de la Familia Real también han aparecido en actos públicos con algunas heridas. En 2013, Froilán y su primo Pablo Nicolás Urdangarin tuvieron una pelea mientras navegaban en Calanova. Todo acabó con Froilán propinándole un cabezazo a su primo pequeño.

Dos hermanas muy unidas

La situación actual es diferente al tratarse de una pierna, lo que ha supuesto una dificultad para la movilidad de la infanta, sobre todo en el paseo que dieron el lunes por las calles de Petra en la que muchas calles son empedradas. A pesar de ello, y gracias a la ayuda de Leonor, su hermana, que se ha mostrado siempre atenta y cariñosa, pudo salir indemne de la visita al pueblo de Fray Junípero Serra. Se las pudo ver cogidas de la mano y del brazo, siempre pendientes la una de la otra. Este es un verano atípico porque, por primera vez en mucho tiempo, no verán a ninguno de sus primos ya que se encuentran todos disfrutando de las vacaciones en otros lugares. Esto ha provocado que las hijas de los Reyes hayan consolidado más aún si cabe su relación como hermanas y vean en esto una oportunidad para coger protagonismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook