El príncipe Guillermo y su mujer, Catalina Middleton han vuelto al Palacio de Kensington después de estar seis meses viviendo en su casa de campo Anmer Hall en Norfolk. Sin embargo, este regreso ha supuesto una auténtica pesadilla para el matrimonio después de que la policía hallara el cuerpo sin vida de una mujer en la fuente ornamerntal en frente del palacio de Kensington. Las autoridades británicas informaron a una familia de haber encontrado a su pariente desaparecida pero los agentes se equivocaron con la identidad de la persona fallecida.