Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras los pasos de Alejandro Sanz

Alexander, hijo del artista, que cumple 18 años, es músico y diseña joyas

Alexander Sanz, de nombre artístico Kyd, en una foto de su Instagram.

Alexander Sanz, de nombre artístico Kyd, en una foto de su Instagram.

«No creo que sea una coincidencia que hoy sea el cumpleaños de mi padre, Jesuli, y de mi hijo, Alexander; ambos artistas de vida y de música. Ojalá hubierais coincidido en el tiempo, así podríais entender la suerte de poder disfrutaros, quereros y admiraros». Con este emotivo mensaje y una

Aunque ahora el cantante de “Corazón partío” mantenga una relación muy cercana con su hijo, no siempre fue así. Alexander Sanz Rivera nació en el 2002, fruto de la relación extramarital del cantante y compositor con la diseñadora portorriqueña Valeria Rivera. En aquel entonces el artista seguía casado con su primera mujer, la modelo mexicana Jaydy Michel, con la que ya tenía a su otra hija, Manuela, que apenas tenía un año y unos meses cuando nació Álex.

Durante algunos años el cantante mantuvo en secreto su segunda paternidad extramatrimonial, hasta que finalmente, en el 2006, lo comunicó así: «Ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano, y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander, de 3 años, nacido fuera de mi relación por todos conocida». Y añadió que si había mantenido esta paternidad en secreto había sido por «expreso deseo de la madre». Atrás quedó el revuelo. Desde entonces Alejandro Sanz se ha esforzado por mantener a sus cuatro hijos cerca, y en más de una ocasión ha compartido imágenes de toda su familia junta. El propio cantante lo explicaba así en una entrevista con Pepa Bueno: «Se ven mucho. Se quieren muchísimo, cada vez que hay una ocasión nos juntamos. Se adoran. Yo doy gracias a Dios por mis cuatro hijos».

Hace unos años que Alejandro supo que su hijo, con el que guarda bastante parecido, quería seguir sus pasos. «Tiene un grupo con unos amigos. Un día me pidió el estudio para grabar alguna cosa y le dije que sí pero estaba preocupado por lo que me podría encontrar. Pero mi sorpresa fue tal que a partir de ese momento le hice saber que tenía las puertas abiertas para cuando quisiera. Es un chaval con mucho talento», contó Sanz a Bertín Osborne en su espacio “Mi casa es la tuya”.

Alexander ha escogido como nombre artístico el nombre de Kyd, toca el trombón, la batería, y también compone. Ya ha publicado al menos seis canciones, la última “The way she”. Además, ha creado una firma de accesorios, “Bad Trip Creations”, junto a sus amigos en Miami, donde reside con su madre. Los vende on line.

«Mi admiración tiene forma de persona. Mi hijo Alex: música en vena y disco en vuelo», señalaba también Alejandro Sanz con una foto en la que ambos se abrazaban sobre el escenario, ya que su hijo participó en su última gira de conciertos, «con un derroche de talento infinito. Compartimos vida, compartimos pasiones», añadía.

Esta semana las felicitaciones por el 18º cumpleaños de Alexander se han sucedido. De parte de su hermana Manuela. Raquel Perera –la exmujer de Alejandro Sanz, con la que acaba de llegar a un acuerdo de divorcio– aprovechó para enviarle otro mensaje: «Hay personas que hacen de su tiempo la mejor versión de sí mismos». La actual pareja de Sanz, Rachel Valdés, también se sumó: «Felicidades para dos grandes hombres. Y felicidades a ti también amor, por unirles siempre».

Sanz logró mantener a sus hijos alejados de las cámaras durante su infancia y juventud, para darles la oportunidad de tener un vida «normal». Pero desde que los mayores han alcanzado la mayoría de edad, no ha dudado en apoyarles en público.

Como cuando Alejandro Sanz, que el próximo 5 de diciembre dará un concierto en streamig, acudió este año a la 68ª edición del Festival de San Sebastián acompañado por su novia, la artista cubana Rachel Valdés y su hija mayor, Manuela Sanz. Una ocasión especial porque era la primera vez que la joven desfilaba por una alfombra roja. Ahora habrá que seguir también los pasos de Alexander.

«No creo que sea una coincidencia que hoy sea el cumpleaños de mi padre, Jesuli, y de mi hijo, Alexander; ambos artistas de vida y de música. Ojalá hubierais coincidido en el tiempo, así podríais entender la suerte de poder disfrutaros, quereros y admiraros». Con este emotivo mensaje y una foto en blanco y negro de ambos Alejandro Sanz se refería el martes tanto a su padre fallecido como a su segundo hijo Alexander, que llegaba a la mayoría de edad esta semana y que se abre camino como músico.

Aunque ahora el cantante de “Corazón partío” mantenga una relación muy cercana con su hijo, no siempre fue así. Alexander Sanz Rivera nació en el 2002, fruto de la relación extramarital del cantante y compositor con la diseñadora portorriqueña Valeria Rivera. En aquel entonces el artista seguía casado con su primera mujer, la modelo mexicana Jaydy Michel, con la que ya tenía a su otra hija, Manuela, que apenas tenía un año y unos meses cuando nació Álex.

Durante algunos años el cantante mantuvo en secreto su segunda paternidad extramatrimonial, hasta que finalmente, en el 2006, lo comunicó así: «Ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano, y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander, de 3 años, nacido fuera de mi relación por todos conocida». Y añadió que si había mantenido esta paternidad en secreto había sido por «expreso deseo de la madre». Atrás quedó el revuelo. Desde entonces Alejandro Sanz se ha esforzado por mantener a sus cuatro hijos cerca, y en más de una ocasión ha compartido imágenes de toda su familia junta. El propio cantante lo explicaba así en una entrevista con Pepa Bueno: «Se ven mucho. Se quieren muchísimo, cada vez que hay una ocasión nos juntamos. Se adoran. Yo doy gracias a Dios por mis cuatro hijos».

Hace unos años que Alejandro supo que su hijo, con el que guarda bastante parecido, quería seguir sus pasos. «Tiene un grupo con unos amigos. Un día me pidió el estudio para grabar alguna cosa y le dije que sí pero estaba preocupado por lo que me podría encontrar. Pero mi sorpresa fue tal que a partir de ese momento le hice saber que tenía las puertas abiertas para cuando quisiera. Es un chaval con mucho talento», contó Sanz a Bertín Osborne en su espacio “Mi casa es la tuya”.

Alexander ha escogido como nombre artístico el nombre de Kyd, toca el trombón, la batería, y también compone. Ya ha publicado al menos seis canciones, la última “The way she”. Además, ha creado una firma de accesorios, “Bad Trip Creations”, junto a sus amigos en Miami, donde reside con su madre. Los vende online.

«Mi admiración tiene forma de persona. Mi hijo Alex: música en vena y disco en vuelo», señalaba también Alejandro Sanz con una foto en la que ambos se abrazaban sobre el escenario, ya que su hijo participó en su última gira de conciertos, «con un derroche de talento infinito. Compartimos vida, compartimos pasiones», añadía.

Esta semana las felicitaciones por el 18º cumpleaños de Alexander se han sucedido. De parte de su hermana Manuela. Raquel Perera –la exmujer de Alejandro Sanz, con la que acaba de llegar a un acuerdo de divorcio– aprovechó para enviarle otro mensaje: «Hay personas que hacen de su tiempo la mejor versión de sí mismos». La actual pareja de Sanz, Rachel Valdés, también se sumó: «Felicidades para dos grandes hombres. Y felicidades a ti también amor, por unirles siempre».

Sanz logró mantener a sus hijos alejados de las cámaras durante su infancia y juventud, para darles la oportunidad de tener un vida «normal». Pero desde que los mayores han alcanzado la mayoría de edad, no ha dudado en apoyarles en público.

Como cuando Alejandro Sanz, que el próximo 5 de diciembre dará un concierto en streaming, acudió este año a la 68ª edición del Festival de San Sebastián acompañado por su novia, la artista cubana Rachel Valdés y su hija mayor, Manuela Sanz. Una ocasión especial porque era la primera vez que la joven desfilaba por una alfombra roja. Ahora habrá que seguir también los pasos de Alexander.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats