Paz Padilla ha contado en un libro su historia de amor con su difunto marido Antonio. Por este motivo esta semana salta a la portada de “Hola”, para la que posa en su “refugio secreto” de Ávila para relatar en primer persona su relación y su trágico final, aunque ella prefiere darle la vuelta y contarlo como una experiencia enriquecedora y bonita: “Cuando amas tanto a una persona y ves que va a morir, no puedes más que decirle ‘gracias, vete tranquilo, te quiero’”.

Por la lejana California anda el Príncipe Enrique de Inglaterra, que ha sido fotografiado “en libertad”, lejos de las ataduras de Buckingham Palace. Con tres meses, Dario, el hijo de Sandra Gago y Feliciano López, ya ha viajado por medio mundo. Lo mismo que las gemelas Victoria y Cristina, hijas de Julio Iglesias y Miranda, asentadas ahora en Nueva York. La ex Miss España Lorena Bernal cuenta para “Hola” su vida en Inglaterra, donde su marido juega al fútbol en el Arsenal.

“Lecturas” recoge que Mila Ximénez empieza un nuevo tratamiento contra el cáncer. Mientras, Rocío Flores negocia aparecer en la televisión para contestar a su madre, Rociíto, que ya ha concluido el documental sobre su vida.  Carla Barber posa con su novio, Diego Matamoros, para enseñar su hogar. “Yo podría pagárselo todo a Diego”, espeta ella. Paz Padilla es también noticia de portada, pero en este caso por la polémica de su viaje a Cádiz en Semana Santa, con las comunidades cerradas por la pandemia. 

Hubo bronca y de las gordas entre Rociíto y su madre, Rocío Jurado, tras el trágico accidente de la primera. “Lo que le hizo mi familia a Fidel no se le hace a nadie”, cuenta la hija de la cantante porque al parecer apartaron a su entonces novio. Lo recoge “Semana” en una portada con una foto de ambas de hace muchos años.  Lío con la herencia es el que tiene Borja Thyssen, pero no con la materna, que también, sino con la paterna: ha salido un hijo de Manuel Segura a reclamar su parte. La periodista Lydia Lozano cuida estos días de su madre, mayor y afectada tras la muerte por covid del hermano e hijo de ambas, respectivamente.

Rocío Carrasco repite portada en “Diez Minutos”, donde también explican otra bronca que tuvo, en este caso, con José Ortega Cano. El viudo de su madre se enfadó con ella por vender un apartamento en Miami: él prefería esperar un tiempo, por motivos sentimentales y económicos, pero ella no hizo caso. Una situación engorrosa para Tamara Gorro: desvela para a la revista que le llegaron a pedir 70.000 euros por adoptar a un niño. Paz Padilla explica su “polémica” escapada a Cádiz. Y buenas noticias para Ana Rosa Quintana: ha concluido el aislamiento por estar en contacto con un positivo por coronavirus y lo ha salido a celebrar con su marido con una opípara comida.