Meadow Walker, la hija del malogrado Paul Walker, asistió al estreno de la novena película de la saga “Fast & Furious” para rendir un emotivo homenaje a su padre, que murió a los 40 años en un accidente automovilístico, en 2013. Desde el fallecimiento, la joven, de 22 años, ha optado siempre por mantener su vida al margen de la fama y solo ha aparecido en actos públicos para hablar sobre la fundación que creó en su honor, “The Paul Walker Foundation”. Ahora, se ha armado de valor para asistir a su primer estreno y ha compartido una foto junto a la palabra «Vamos». Meadow Walker que está centrada en su trabajo como modelo tras fichar para la marca “DNA Models”, posó muy seria en la alfombra roja con un diseño de Yves Saint Lauren.