Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joe Burguerchallenge, el valenciano que se come 3 kilos de fabada de una sentada: "Al día siguiente desayuno una hamburguesa de un kilo"

“Los gases son los mismos que si comes un plato”, afirma el youtuber, viral tras zamparse dos potas del cocido y una ración de tarta de queso

Ramón Batalla y Joe Burguerchallenge, momentos antes de que se comiese los 3 kilos de fabada

Ramón Batalla y Joe Burguerchallenge, momentos antes de que se comiese los 3 kilos de fabada Joe Burguerchallenge

“Después de comer tres kilos de fabada tienes el estómago como una piedra y mucha sed; pero los mismos gases que si comieses un plato, eso no es proporcional a la cantidad de legumbre ingerida”. Así explica el youtuber valenciano Joe Burguerchallenge cómo fue el día después de completar el reto de comer tres kilos de fabada de una sentada sin morir en el intento. La hazaña, que fue “perpetrada” en un restaurante asturiano de El Prat de Llobregat, en Barcelona, quedó inmortalizada en un vídeo que amenaza con convertirse en viral. Ahora, más que recuperado de los estragos del tradicional cocido astur, ya piensa en próximos retos, algunos de ellos en Asturias: “Tengo pendiente ir a comer una pizza de callos y probar otra que hacen de fabada con compango”.

Lo de afrontar el reto de comerse tres kilos de fabada del tirón viene de atrás. Más concretamente de finales del año pasado, cuando Joe Burguerchallenge acudió al restaurante asturiano del catalán con raíces llaniscas Ramón Batalla, K-chopo, para afrontar otro reto: comerse un cachopo de 2,75 kilos. “Fue bastante más difícil que el de la fabada. Hay que masticar mucho y es más complicado comer carne que legumbre”, explica el “comedor profesional”, como así se define Joe Burguerchallenge.

Tras comerse el más abundante de entre los abundantes platos de la gastronomía asturiana, Joe Burguerchallenge volvió a visitar el establecimiento de Batalla para, ahí sí, comer más tranquilamente. “Una de las cosas que más le gustaron fue la fabada. Dijo: ‘podría comerme tres kilos’. Yo le respondí: ‘no hay huevos’. Y de ahí el reto”, resume el empresario, que lleva desde enero de 2020 al frente de este establecimiento, “que pese a las restricciones y continuos cierres por la pandemia, está teniendo mucha aceptación entre los vecinos”. “Lo asturiano gusta y cae bien”, destaca.

Así las cosas, Batalla y Joe Burguerchallenge volvieron a verse las caras la semana pasada. El primero, en los fogones, elaborando el cocido “con fabes y compango cien por ciento asturiano”, y el segundo, ante dos perolas de barro en las que había 3,1 kilos de fabada, pan y una botella de agua. El valenciano no sólo vació las potas, dejó el plato como limpio rebañándolo con pan y culminó el menú con una ración de tarta de queso. “Realmente lo disfruté. Estaba muy rico y también el compango. Podría haberme comido 4 kilos fácilmente”, explica.

La hazaña de Joe Burguerchallenge va camino de hacerse viral. Acumula más de 78.000 visitas y cerca de medio millar de comentarios, la mayoría de admiración, entre los que se cuela el de alguno que se cree capaz de igualar la hazaña. “Al contrario de lo que sale en la tele cuando hay escenas de riesgo, yo aquí les diría a todos que sí se creen capaces, que lo intenten. No es nada fácil comerse una fabada de 3 kilos ni un cachopo de 2,7”, advierte.

Y es que lo suyo, afirma, no es fruto de trabajo ni entrenamientos. “Es la naturaleza. Hay quien tiene capacidad para hacer una maratón en dos horas y yo tengo la de comer mucho”, explica sobre una habilidad que le ha convertido en toda una referencia mundial en lo de comer cantidades ingentes.

Pese a que asegura que después de comerse los 3 kilos de fabada pasó una noche complicada, con mucha sed y sin poder moverse mucho, no le costó recuperarse. “Sientes el estómago como si tuvieses una piedra. Y en cuanto a flatulencias, que todo el mundo me decía que iba a ser una locura, tuve las mismas que si me hubiese comido un plato. Una cosa que he aprendido en este tiempo de comer mucho es que estas cosas no aumentan de forma proporcional”, aclara con humor el comedor profesional, quien afirma que el empacho no le pasó factura: “Al día siguiente desayuné una hamburguesa de un kilo”.

Joe Burguerchallenge se confiesa admirador de la gastronomía asturiana y afirma tener muchas ganas de visitar la región, más aún después de verse obligado a posponer un viaje en abril de 2020 “porque se paró el mundo a causa de la pandemia”. Por supuesto, en su agenda dejará hueco para algunos retos: “Quiero probar una pizza de callos y otra de fabada que hacen allí”.

Compartir el artículo

stats