Radiante con sofisticado diseño negro, Paula Echevarría ha ejercido de embajadora de la presentación de la nueva colección Otoño-Invierno de Pedro del Hierro en el incomparable marco de la Semana de la Moda de Madrid. Una cita muy especial en la que la actriz ha presumido de complicidad con Javier Rey - con el que trabajó en 'Velvet' - y en la que ha dejado algo claro: ni boda con Miguel Torres ni un hermanito para Daniella y Miki.

- En la sencillez está la elegancia que vas monísima. Hemos dicho no hace falta mucha producción.

- Hombre, producida voy para que te voy a engañar. No soy la misma que cuando me levanté hoy, no me he levantado así, pero si es verdad que al final un vestido negro y una americana negra es un acierto seguro, aunque ya sabéis que yo voy muy pocas veces de negro, es muy raro... Últimamente le estoy cogiendo gusto porque es verdad que yo antes era muy de coloridos, pero es verdad que esto es un look que no falla nunca vayas donde vayas. Por la mañana vas bien, por la noche vas bien, siempre vas bien.

- Vuelves al trabajo porque Miki está a puntito de cumplir el año y es la fecha que te marcaste.

- Mañana once meses. Sí, ya empiezo a hacer cositas, ya empiezo a venir a cosas puntuales y eso, pero me sigue costando no te creas y más me va a costar, no os digo que no porque yo creo que cuanto más consciente es él más cuesta separarse de ellos. Es una cosa lo del primer año que mi madre dice, pero si el primer año es el año que tienes que aprovechar a hacer de todo porque a él le da igual que estés tú que no, o sea, él con que alguien le dé de comer, le cambie el pañal y le meta en la cuna cuando quiere dormir, le da igual quien se lo haga y luego es verdad que te reclama mucho más. Hoy ya ha notado cuando te vas porque él empieza ya con esa papitis y esa mamitis de llorar, aunque le dura un segundo y medio, pero empieza. Él se queda tan pichi, pero tú te vas fatal.

- ¿Cómo estás llevando esta segunda maternidad?

- Muy bien, muy bien, me ha pasado mucho más rápido que la de Daniella y eso quiere decir que probablemente me lo he tomado todo mucho mejor y más relajada, yo creo que sí.

- ¿El padre cómo lo está llevando?

- El padre pues un padrazo. Un padrazo no, un padrazo igual que madraza, igual que yo y fenomenal. Estamos criando a nuestro hijo los dos.

- No hay dos sin tres.

- No, claro que hay. Dentro de unos años te cuento que hay dos sin tres.

- Hace poco celebrasteis el cincuenta aniversario de bodas de tus padres, ¿te ha entrado el gusanillo?

- No, la verdad es que no, yo quiero llegar a la edad de mis padres cómo están ellos de felices y enamorados, pero me da igual el papel que haya por el medio la verdad. Gracias, chicos.