Tamara Falcó es una de las celebrities más de moda en nuestro país. tras el estreno de su docuserie, la hija de Isabel Preysler no para de acaparar portadas de las revistas del corazón.

Saboreando el éxito que su docuserie 'La Marquesa' está teniendo en Netflix - donde una semana después de su estreno continúa en el top ten de lo más visto en la plataforma - Tamara Falcó ha hecho escala en Madrid tras su viaje religioso al Santuario de Medugorje antes de continuar con sus merecidas vacaciones estivales después de un año tan intenso como especial.

Pero, la semana pasada, salieron unos vídeos de su prometido, varias horas después delñ anuncio de matrimonio, en los que se le podía ver dándose un beso con otra mujer. Onieva ha utilizado sus redes sociales para emitir un comunicado tras el revuelo que se ha formado tras la filtración de un vídeo en el que besa a otra mujer hace semanas en un conocido festival internacional. El empresario ha entonado el 'mea culpa' reconociendo los hechos y pidiendo perdón no solo a Tamara Falcó, sino a toda su familia por el daño que está haciendo.

"En los vídeos difundido aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello" comenzaba diciendo el joven. De esta manera, reconoce que el vídeo es de este año, después de haberlo negado el pasado viernes cuando acudía con Tamara a una boda.

Tras estás líneas, Íñigo ha pedido "disculpas por no haber sido honesto. Pido perdón a Tamara y a su familia públicamente". Además, el empresario ha asegurado que está "completamente enamorado de Tamara" y afirma que es "la mujer de mi vida, por lo que me duele enormemente haberla hecho daño".

De esta manera, Íñigo desvela que ha mentido, tras confirmar que no ha sido honesto y ha terminado este comunicado con un deseo: "para evitar mayores perjuicios a Tamara y a nuestras familias, pido que no se continúe difundiendo imágenes que puedan afectar a nuestro derecho a la intimidad y se abstengan de publicar informaciones que están afectando a nuestra privacidad".

La noticia del enfrentamiento entre ambos fue pública durante todo el fin de semana pero han sido los colaboradores del programa de Telecinco Ya Es Verano los que han roto los esquemas de los espectadores asegurando que la relación ya está completamente rota. "Ella ha tomado ya la decisión y se lo ha dicho a él. Todo está perdido", afirman sin dejar la puerta abierta a una posible reconciliación.

Y hoy lo han dejado claro: la pareja se ha dejado de seguir en las redes sociales. Todo esto ha preocupado enormemente a los fans, que esperaban un embarazo de la hija de Isabel Preysler.