La hija de Olivia Newton-John ha decidido poner fin a su "adicción", según han recogido varios medios de comunicación. Y es que la joven no paraba de recibir críticas por la gran cantidad de cirugías estéticas que se ha perpetrado, con comentarios del tipo: "Tienes una grave adicción a la cirugía". Por ello, la joven, de 37 años, ha decidido "quitarse varios implantes". “Me quitaron los rellenos de la cara. Cuando me lo hice, tenía dismorfia corporal, así que tenía muy baja autoestima”, afirma. “Creo que comencé a hacerme retoques hace unos diez años. Mi cara se veía muy hinchada y extraña. Hay un producto llamado hialuronidasa que puede eliminarlos, básicamente disuelve el ácido, que es un proceso continuo por el que pasé. Confiaba en cualquiera con bata blanca y no sabía que hubiera efectos secundarios o consecuencias”, asegura.

Es hija de la actriz y cantante Olivia Newton-John, que murió el pasado 8 de agosto a los 73 años en su casa del sur de California, según informó su marido, John Easterling, en sus redes sociales.

"Olivia ha sido un símbolo para el triunfo y la esperanza durante más de 30 años, en los que ha compartido su experiencia con el cáncer de mama", indicó el esposo, quien pidió que "en vez de flores" los interesados envíen donaciones a la Fundación Olivia Newton-John, dedicada a la investigación de la medicina vegetal y el cáncer.

Nacida en el Reino Unido pero criada en Australia, Newton-John (Cambridge, 1948) desarrolló su carrera en el mundo del espectáculo como cantante, con éxitos de la talla de 'If Not for You', 'Let Me Be There' y 'Have You Never Been Mellow', aunque su nombre quedó inmortalizado en Hollywood al protagonizar junto a John Travolta el musical 'Grease', un clásico del cine de los años 70.

La estrella fue diagnosticada con cáncer de mama en 1992 y consiguió mantener el tumor en remisión hasta 2017, cuando los médicos encontraron que se había extendido a otras partes de su cuerpo y tuvo que cancelar una gira recién anunciada.

Hasta entonces, Newton-John se había mantenido activa con varias apariciones y espectáculos como una residencia de conciertos en Las Vegas que se prolongó desde 2014 y 2015.

La cantante comenzó en el mundo de la música en la década de los 60, pero su primer acercamiento a las listas de éxitos no se dio hasta 1971 con su versión de 'If Not for You', un sencillo compuesto por Bob Dylan, que también grabó George Harrison.

Tras colaborar con estrellas de la época como Cliff Richard, Newton-John ganó su primer Grammy en 1973 por su álbum debut 'Le Me Be There', en la categoría de música country.

A lo largo de su carrera, que luego se inclinó más hacia el pop, la cantante logró cinco números uno en las listas estadounidenses, incluyendo sus clásicos 'Physical', 'Have You Never Been Mellow' y 'You're the One That I Want', este último parte de la banda sonora de Grease.

Newton-John, que ya había protagonizado otra película que pasó desapercibida, fue fichada para dar vida a Sandy Olsson, la pareja de Danny Zuko (John Travolta) en 'Grease' (1978), la adaptación a la gran pantalla de la obra de Broadway que se convirtió en la película musical más taquillera del siglo XX