Tras varios días de rumores sobre una posible separación entre el exfutbolista y la modelo, era el propio Jota Peleteiro quien decidía poner fin a los comentarios y desvelar qué ocurría entre él y su mujer.

Lo hacía mediante sus redes sociales, subiendo una publicación a stories en la que compartía el mensaje previamente aprobado por los dos para dar la noticia de su divorcio: "tras un periodo de reflexión, y dos meses de separación física, y con el fin de evitar malos entendidos, queremos manifestar que hemos decidido formalizar nuestro divorcio de forma amistosa. Nos quedamos con los buenos momentos vividos, deseando mantener una buena relación siendo nuestra prioridad la felicidad y el bienestar de nuestros hijos. Solicitamos que nuestra intimidad sea respetada en este momento sensible".

Tras siete años de matrimonio y dos hijos en común, la pareja decidía poner punto y final a su relación. Antes de hacerlo público, quisieron estar un par de meses separados para aclarar sus ideas y ha sido en este momento cuando se han visto con fuerzas como para compartirlo con el resto del mundo. Jota Peleteiro quería dejar claro que la separación será en términos amistosos, sin rencores ni luchas de por medio, detalle que habla muy bien de los dos.

Así, Jota Peleteiro y Jessica Bueno dan comienzo a una nueva etapa de sus vidas, en la que seguirán sus caminos por separado pero luchando siempre por el bienestar de sus hijos, quienes siguen siendo su mayor prioridad en la vida.