Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, plató de buen gusto para la película "Infiesto"

La película que estrena Netflix el 3 de febrero, confirma el tirón del Principado como escenario para rodajes de primera fila

Asturias sigue siendo un foco de atracción para los rodajes de cine y televisión. El próximo 3 de febrero verá la luz uno de ellos, "Infiesto", película de Patxi Amezcua, rodada en varias localizaciones asturianas y gallegas. Para ponerse en situación: la Film Comission asturiana recibió en 2022 unas 135 consultas, un 46% más que el año anterior. Y las salas acogieron en los últimos años títulos como "A todo tren. Destino Asturias", de Santiago Segura; "Si yo fuera rico", de Álvaro Fernández Armero; "La influencia", de Denis Rovira; "Oscuro y Lucientes", de Samuel Alarcón; "El Planeta", de Amalia Ulman, y "O que arde", de Oliver Laxe. Y Víctor Erice también aprovechó escenarios asturianos en "Cerrar los ojos", su esperado regreso al cine. Sin olvidar los tres spots de la Lotería de Navidad y varios capítulos de series, o una serie íntegra como "Alma", del asturiano Sergio Sánchez.

Luis Zahera con Férriz.

El rodaje de "Infiesto", un thriller sobrenatural, duró siete semanas. El título era provisional, pero al final gustó tanto a los responsables que decidieron mantenerlo, aunque en la localidad piloñesa no haya explotaciones mineras, algo que llamó la atención en las redes sociales. Y es que la cinta, producida por Vaca Films, se ambienta en el estado de alarma, cuando dos policías van a un pueblo minero donde reaparece una mujer a la que se daba por muerta desde hacía meses. El virus quizá no sea el único enemigo letal...

Un chalé en Doiras, Boal.

Amezcua, director de "Séptimo" y guionista de "Un hombre de acción", "La sombra de la ley" y "El aviso", contó con un reparto protagonizado por Isak Férriz ("Bajocero") e Iria del Río ("Las niñas de cristal", "Élite"), y con actores de fuste como José Manuel Poga ("La casa de papel") y el ahora omnipresente Luis Zahera ("As bestas").

Los protagonistas en un polígono industrial.

El rodaje asturiano llegó a finales de octubre a Gijón, convirtiendo la parte trasera de la Casa Rosada en una Comisaría de Policía y escenificando una persecución en la avenida de la Constitución. Se pasó luego a Infiesto, "vaciando" la avenida Covadonga durante horas para visualizar la desolación urbana del confinamiento. En Mieres se filmó en la calle Carreño Miranda, y en los polígonos de Vega de Arriba y Gonzalín.

Iria del Río e Isak Férriz

Compartir el artículo

stats