28 de agosto de 2018
28.08.2018
Trastorno animal

Los peligros del ´síndrome del gato volador´

La consecuencia puede ser desde una simple fractura hasta lesiones serias e incluso mortales

28.08.2018 | 11:23
Los peligros del "síndrome del gato volador".

El síndrome del gato volador o paracaidista es una de las causas más frecuentes de accidentes en estos felinos. Esto ocurre cuando uno de estos animales se deja caer desde una altura mínima de siete metros, lo que provoca que el gato acabe casi siempre en el veterinario. La consecuencia puede ser desde una simple fractura hasta lesiones serias con las que podría peligrar su vida.

Son muchos los problemas con los que se puede topar un gato al chocar contra el suelo tras una caída de tal magnitud. Los más comunes afectan a la caja torácica y sus órganos, pero también se repiten las roturas, contusiones y fracturas. Además, el felino puede acabar paralítico.

Fuente: GETTY IMAGES

Pese al susto, una gran cantidad de gatos sale con vida de estos percances, después de que el veterinario aplique los tratamientos pertinentes para el animal. No en vano, de ahí proviene el refrán "siete vidas tiene el gato".

Sin embargo, lo mejor para solucionar y evitar este trastorno es asegurar todas las ventanas y balcones desde donde el gato podría precipitarse al vacío. Asimismo, cuando estemos en el hogar hay que vigilar constantemente al minino, para que no realice ninguna acción temeraria. No en vano, esta actitud no se puede controlar ni enseñar a que no se haga, sino que es propio de la naturaleza de los gatos.

Fuente: GETTY IMAGES

Por otro lado, las lesiones de los gatos que resbalan y caen desde las alturas disminuyen cuando éstas son más elevadas. Esto es porque los gatos pierden velocidad y, gracias a su sistema vestibular, adoptan una postura horizontal con la cola en vertical como si fuera un paracaídas. De esta forma, los felinos absorben mejor el impacto final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook