Una de las órdenes más útiles con nuestras mascotas es la de sentarse. Si la aprende, será más fácil controlarlo en casi cualquier situación, ya que un perro sentado no puede portarse mal. Además, en situaciones donde pueda estar nervioso, la orden de sentarse le tranquilizará. Pero, ¿cómo enseño a mi perro para que se siente?

Pues una recomendación es servirte de golosinas para perro. Sujeta una golosina con los dedos y llama su atención. Una vez que esté junto a ti, ponle la golosina por encima de su cabeza y mantenla ahí. Cuando el perro levante la cabeza para coger la golosina, bajará sus cuartos traseros. Ese será el momento de lanza la orden de "sit" o "siéntate", para que el animal asocie el movimiento con la palabra. Después felicita a tu perro y dale la ansiada golosina.

Eso sí, ten en cuenta que si el perro empieza a saltar, deberás mover la golosina un poco más abajo y no alejarla cuando el perro levante la cabeza. Si se mueve hacia delante en lugar de sentarse, intenta hacer el ejercicio en una zona donde no pueda moverse fácilmente hacia atrás.

Otra opción es utilizar la mano que nos queda libre para llevar al perro hasta la posición de sentado.

Por cierto, no servirá con una vez solo, sino que tendrás que hacer el ejercicio varias veces hasta que tu perro consiga hacerlo.