Últimamente es una palabra que escuchamos muy a menudo pero... ¿Sabemos qué es el multimasking? ¡Os lo descubrimos! Se trata de la tendencia de perfeccionamiento de la piel por la que la industria de la belleza está en boca de todos. El mutimasking se ha convertido en el paso de cuidado de la piel favorito de todo el mundo, ya que se dirige a diferentes zonas del rostro en tu rutina diaria: contorno de ojos, bálsamo labial, crema para el cuello... además, es la solución a muchos de nuestros problemas, pues garantiza que tu tez reciba el tratamiento que necesita, donde lo necesita.

El multimasking no puede ser más sencillo, ya que se trata de aplicar varias mascarillas en diferentes zonas del rostro para tratar los diferentes problemas de la piel, una técnica que se basa en una verdad universal: no todas las áreas de nuestro rostro son iguales ni tienen las mismas necesidades, por lo que el tratamiento de zonas específicas maximiza los beneficios del cuidado de la dermis.

Por ejemplo, el contorno de ojo es más fino y delicado y tiende a perder humedad más fácil y rápidamente que el resto de la cara, o las mejillas, que tienden a tener poros más grandes, lo que provoca una piel grasa o brotes. También la línea de la mandíbula podría ser esa zona problemática que alberga todo el acné hormonal.

Dado que una sola mascarilla no puede abordarlo todo, el multimasking es la forma perfecta de tratar todos los problemas de tu piel. Y no solo es bueno para la dermis, sino que es una forma estupenda de tratar el cutis sin tener que dedicar horas a poner, quitar y volver a poner diferentes productos. Además, es la forma más cómoda y eficaz de conseguir un tratamiento facial profesional en casa.

La mejor mascarilla para cada problema

1. Para combatir la grasa, poros dilatados, brillos o brotes, utiliza una mascarilla equilibrante.

2. Para combatir la sequedad y la piel apagada, utiliza una mascarilla hidratante.

3. Para combatir tono y textura desiguales de la piel, mascarilla exfoliante e iluminadora.

4. Para tratar los problemas del contorno de ojos, utiliza un parche (opcional)

Beneficios del multimasking

- Proporciona beneficios inmediatos. Utilizar varias mascarillas a la vez es como hacerse un tratamiento facial en un instante. La belleza de esta práctica es que produce resultados casi al instante, por lo que sentirás el impulso refrescante y energizante inmediatamente después de la aplicación.

- Un paso, múltiples beneficios. Una vez que hayas identificado qué tratamiento necesita cada zona de tu rostro, podrás abordar todos los problemas de tu piel de una sola vez.

- Personalizado para ti. Puedes personalizar cada aplicación y responder a las necesidades de tu piel a medida que cambian con el tiempo.

- Una experiencia similar a la de un spa en casa. Una única visita a un spa te costará entre 80-150€, algo caro teniendo en cuenta que nuestra piel necesita un cuidado continuo. El multimasking es el camino a seguir si quieres tratar tu tez sin salirte del presupuesto.

Patricia Rúa, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics aconseja: "Hay que convertirlo en una sesión de autocuidado, ser creativas y perfeccionar la experiencia de multimasking sumergiéndonos en un baño de burbujas caliente o leyendo tu libro favorito mientras los cosméticos hacen su magia. En el fondo, el multimasking consiste en conocer las diferentes zonas del rostro y dar a la piel exactamente lo que necesita. El cuidado de la piel no es igual para todos, así que no hay que tener miedo a experimentar".