Los nutricionistas coinciden: las cenas son el momento del día en el que echamos la dieta a perder. La falta de tiempo, el cansancio o el estrés acumulado durante el día nos llevan a comer mal por las noches. Esto no solo tiene consecuencias en el peso, sino en el descanso. Una buena fórmula para evitar saltarse la dieta en la última comida del día es tener preparadas varias recetas saludables que puedan solventar la cena en un minuto.

La idea es cocinar alguna verdura y otras opciones proteicas, pero ligeras.

Esta receta que traemos hoy no es precisamente ligera, pero si que tiene muchas propiedades muy beneficiosas para el cuerpo. El secreto: introducir kale. Conocida por algunos, pero ahora en boca de todos. El Kale es la verdura que está revolucionando las ensaladas en los últimos tiempos. Se trata de una verdura, parecida a la col y al brocoli, pero que está gozando de un éxito arrollador, desbancando incluso a la espinaca. A la hora de cuidar la dieta, es un producto versátil, puesto que tiene muy pocas calorías, es rica en nutrientes y encima sabe bien.

Con origen en Asia menor y conocida desde el 600 D.C. se está poniendo de moda cuando se trata de elaborar ensaladas diferentes. De hecho, una simple taza de este producto contiene únicamente 33 calorías y es una fuente de vitaminas A,C y K, así como contenedor de minerales y antioxidantes.

Ya existen unas cuantas recetas publicadas para comer esta verdura. Se puede beber, elaborando sabrosos zumos. Como base para una ensalada o para sustituir la lechuga en un sándwich.

La receta que publicamos hoy es un caldo asturiano con kale hecho por Janet de la Puente. Para ello, necesitaremos:

  • 16 Hojas de Kale
  • 1 Kilo de patatas cascadas
  • 2 Chorizos Asturianos tiernos
  • 2 Morcillas Asturianas
  • 2 Huesos de ternera
  • Unto Gallego
  • Una Nuez
  • 1 Muslo de Gallina
  • 1 Concentrado de pollo
  • Sal y pimienta
  • 4 Dientes de ajo picaditos
  • 1 Cucharada de pimentón dulce

Para la preparación, tendremos que seguir los siguientes pasos:

Ponemos en la olla exprés el kale con el unto y los huesos, además de un buen trozo de tocino veteado. En el unto pondremos un cubito de concentrado de pollo y dejaremos hervir a fuego suave por 20 minutos. A continuación, echaremos el embutido a hervir en un cazo aparte. Pasados los 20 minutos, metemos las patatas cascadas y en una sartén, pondremos 3 cucharadas soperas de aceite de oliva. Metemos los ajos y los rehogamos bien. Introducimos el pimentón y lo verteremos en la olla. En este punto, pondremos en la olla los chorizos y las morcillas que teníamos reservadas. Tapamos la olla y lo dejamos cocer durante media hora más. Y listo, ya lo tendremos listo para servir.