07 de febrero de 2012
07.02.2012

Refuerza cuerpo y espíritu con el método Pilates

El ambiente para practicar Pilates debe ser relajado, en conexión con el instructor, y con música reposada

15.02.2012 | 04:13
Practicar Pilates es muy beneficioso.

Con la llegada de 2012muchas son las personas que deciden poner el cuerpo a tono para comenzar el año cumpliendo todo los propósitos impuestos. Una de las disciplinas que más adeptos están sumando es el conocido método Pilates. Esta especialidad es un sistema de acondicionamiento físico en la que se aúnan la potencia del cuerpo y el poder de la mente.

La primera característica de esta doctrina es que centra el trabajo en tres puntos: los abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Si se fortalecen estas tres partes del cuerpo se trabaja la energía desde dentro hacia fuera, y esto permite realizar libremente los movimientos del resto de la anatomía.

El ambiente en el que se efectúa este trabajo es tranquilo, relajado, en total conexión con el instructor, y con una música de ambiente reposada y grata al oído.

Se busca que la persona que lo practique, además de fortalecer su musculatura, pueda tranquilizar
su espíritu y salir de las clases con una forma de ver la vida más relajada y desestresada. Los ejercicios que se realizan se acomodan a la capacidad de cada persona, por eso es una especialidad individualizada e independiente del resto de personas que estén a su lado. Se basa en la tensión y en el estiramiento de los músculos con movimientos lentos y controlados.

Los resultados son visibles en pocas sesiones, y no se basan en una constante de pérdida de peso, sino en moldearla figura, realizando una notable tonificación muscular y mejora del sistema sanguíneo y linfático. También es muy aconsejable practicarlo cuando se necesita cambiar alguna postura que dañe nuestro organismo o cuando se haya sufrido una lesión.

Se mejoran la motricidad y el control del cuerpo, lo que con lleva una mejora de la auto-estima y refuerza la capacidad de concentración. Una de las máximas del método Pilates es el control de la respiración.

Para dominarla hay que ejercitar la capacidad de concentración, y con ello se permite al usuario eliminar cualquier tipo de estado de estrés, al igual que las rigideces y las tensiones musculares, reforzando la mente para mantener el cuerpo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine