A la hora de buscar dietas en internet muchos intentan buscar una combinación poco común: que el régimen sea el adecuado para perder peso y que, además, sea una dieta saludable. Una combinación un tanto difícil. Por eso muchos se han empezado a fijar en una dieta de la que cada vez más gente habla: la dieta Dash. Pero, ¿qué es exactamente?

Según la Wikipedia la dieta Dash (Dietary Approaches to Stop Hypertension) es un "régimen adecuado para las personas que padecen hipertensión arterial o prehipertensión debido a que tiende a disminuirla sin necesidad de medicamentos". La dieta fue desarrollada por el US National Institutes of Health.

En qué consiste la dieta

Pero, ¿en qué consiste? La respuesta es sencilla: es un plan que consiste en la ingesta de frutas, verduras y lácteos con bajo contenido en grasas. Como ejemplos: pan integral, melón o peras para desayunar. Algo sano que se basa también en el movimiento "real food" (decir adiós a los ultraprocesados), y además, fácil de preparar. Esta dieta ayuda a reducir la presión arterial alta, el colesterol y otras grasas acumuladas en la sangre. La reducción del exceso de sal y azúcar es una de las ideas fundamentales sobre las que pivota esta dieta. No olvides que hace días ya te contamos que podías ganar mucho en tu objetivo de perder peso si quitabas el azúcar de tu dieta. Verduras, frutas, legumbres y aceites vegetales son la base de las comidas diarias, con presencia semanal también, aunque menor de pescados y aves de corral. Los productos lácteos bajos en grasa, así como el arroz, las pasta o los cereales cocidos también están presentes.

Los beneficios de este tipo de dieta se demuestran si hablas con cualquier nutricionista. De hecho es una de las tres que más recomiendan todos los expertos (aquí tienes el resto).

Pequeños cambios

Los pequeños cambios de la dieta pueden hacer que mejore mucho la salud. Dejar de abusar de los alimentos ultraprocesados, de refrescos o de bebidas alcohólicas puede suponer un gran cambio y, en realidad, es algo que no vas a notar en exceso en tu vida diaria. De hecho según los expertos tampoco tienes porqué renunciar de golpe a todos estos pequeños caprichos. Sencillamente dejarlos para una ocasión especial. Proponte, por ejemplo, pedir comida a domicilio sólo dos veces al mes (o incluso mejor sólo una).

Un ejemplo

La dieta dash es sencilla de hacer porque no tienes que comprar productos extraños. Basta con que busques en internet ejemplos de comidas en las que se incluyan muchas frutas y verduras.