29 de agosto de 2018
29.08.2018

Los siete errores más comunes que todo el mundo comete a la hora de perder peso

Anota estos errores para no cometerlos tú también

29.08.2018 | 11:23
Los siete errores más comunes que todo el mundo comete a la hora de perder peso

A la hora de perder peso y adelgazar es importante que tengas en cuenta que este es un plan a largo plazo, que no puedes obsesionarte y que los cambios tienen que suponer una nueva vida: lo importante es estar más sano no adelgazar por adelgazar. Por eso es importante que sigas una serie de consejos que hemos ido recopilando de diferentes nutricionistas y que aquí te mostramos en forma de errores. Esto es, en resumidas cuentas, lo que la mayor parte de la gente hace mal cuando quiere adelgazar.

No tener paciencia

Perder peso no es un objetivo fácil. Si llevas años sin cuidarte y ahora has empezado a hacerlo no pienses que vas a conseguir cambios de la noche a la mañana. Para que cambies el "chip" tienes que tener en cuenta que conseguir objetivos rápidos (algo que se consigue con ciertas dietas muy estrictas) también conlleva que esos cambios se dejen de notar en tu cuerpo de una forma muy rápida. El "efecto rebote" tan temido por quienes hacen dieta se puede multiplicar si no tienes cuidado y al final, como dice le dicho, es peor el remedio que la enfermedad.

Empezar en un gimnasio

Si nunca has hecho deporte ni te has movido más de lo necesario no te aconsejamos que para perder peso lo primero que hagas sea apuntarte a un gimnasio. Ni es adecuado ni va a solucionar ninguno de tus problemas. Empieza dando pequeños pasos. Sólo así conseguirás resultados. En este artículo te contábamos hace varias semanas los cambios que puedes meter en tu día a día para estar más preparado cuando llegue el momento de "echar a correr".

Vigila lo que comes también fuera de casa

No es sólo importante lo que comes o cenas. También tienes que controlar el desayuno y las pequeñas comidas que haces fuera de casa. Esa cervecita que te tomas a las siete de la tarde al salir de trabajar la puedes sustituir por un café o por un refresco "zero". Sólo así lograrás cambios rápidos. Intenta cambiar también tus "tentempié" de media mañana. Una pieza de fruta siempre será más sana que la bollería industrial.

Pensar sólo a corto plazo

Adelgazar es algo que tiene que suponer un cambio total en tu vida. Tienes que comer más sano y hacer más deporte para mejorar tu salud no sólo para perder peso. Fíjate metas realistas y habla con gente que lo ha conseguido antes que tú. En este artículo te contamos, por ejemplo, como un joven consiguió perder cinco kilos renunciando sólo a los refrescos azucarados y cambiándolos por la gama "zero" de la misma marca que consumía de forma habitual.

Fijarte sólo en lo que comes

También es importante lo que bebes. Y el azúcar con el que acompañas esas bebidas. Cambiar los terrones por sacarina o el café con leche por café sólo pueden parecer pequeños cambios pero son más que importantes. En este artículo te contamos cómo puedes sustituir el azúcar por otras especias que también te endulzarán los postres y las bebidas.

Hacer sólo cardio

En el último artículo de nuestra sección de Salud te lo contábamos: a partir de cierta edad el cuerpo va perdiendo músculo y ganando grasa. Por eso es importante hacer "cardio": correr y andar en bicicleta pero también combinar estos ejercicios con pesas que te harán ganar músculo. Sobre todo si tienes más de 35 años.

No darte nunca capricho, psicológico

Adelgazar también es algo psicológico. Por eso es importante que te des un capricho de vez en cuando. No tienes que tener la sensación de que vives para hacer dieta o para perder peso. Tienes que ser consciente de lo que comes pero también hay que vivir, cuidarse y saber que lo más importante es tener salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine