Has vuelto a trabajar y lo estás intentando una y otra vez. Quieres perder peso pero no sabes cómo. Hay lago que estás haciendo mal. Aunque no lo creas no todos los alimentos que en el supermercado se venden como "saludables" o "bajos en calorías" te están ayudando a perder esos michelines con los que has vuelto del verano. Para acertar a la hora de seleccionar tu dieta hay que tener claras tres cosas: que siempre es mejor ponerse en manos de profesionales (en este caso de la nutrición), que no es "oro todo lo que reluce" y que hay que tener paciencia. Por mucho que te empeñes no vas a conseguir resultados de un día para otro. Pretender eso es una quimera. Y no olvides hacer ejercicio, esa también es la clave a la hora de perder peso: muevete más y te verás mejor. Y, por supuesto, no te fíes de todas las etiquetas de los alimentos.

El nutricionista Joel Torres dedicaba hace días uno de sus últimos post en internet a hablar precisamente de esos falsos saludables. Los alimentos que piensas que son buenos para tu salud y que te están ayudando en tu objetivo de perder peso.

Los yogures bajos en grasa. Este tipo de alimentos normalmente llevan otros ingredientes que son negativos para la salud.

Los reductores del colesterol con fitoesteroles añadidos. Según Torres estos productos se centran en "la cantidad de colesterol y no en su calidad".

Bebidas deportivas para el "día a día". El nutricionista asegura que "si bien solo algunas opciones pueden ser útiles cara a la competición, te las venden para el día a día en el postentreno". Recuerda que hace días ya te recomendábamos (aquí lo puedes leer) otro alimento que es mucho más recomendable para cuando acabas de entrenar y mucho más sano por otra parte.

Panela y otros. "Son casi idénticos al azúcar", asegura el nutricionista insistiendo que, a pesar de todo, en la industria de la alimentación se venden como sinónimos de salud.

Los zumos. "Son típicos en los desayunos de los niños. No va bien únicamente con fruta exprimida sino que en muchas ocasiones les añaden azúcar", sentencia. Hace días también te contamoas (aquí lo puedes volver a leer) que los zumos eran uno de los alimentos que te estaba impidiendo perder peso por su alto contenido en azúcar.

Ultraprocesados sin gluten o veganos. Los nutricionistas llegan tiempo insistiendo en que seguir una determinada dieta no te hace más saludable que aquellas personas que no la siguen. Muchos de estos alimentos contienen, de hecho, aditivos o almidones modificados. (No te compliques, siempre es mejor la comida real).

La margarina. tampoco te fíes del clásico sustituto de la mantequilla. No es bueno para adelgazar por mucho que la industria te lo quiera vender como un producto saludable. ¿Aún quieres más? Repasa aquí las diez leyes que tienes que tener claras para perder peso.