24 de febrero de 2020
24.02.2020

Recomendaciones fáciles para dormir mejor

"Las incógnitas sobre el sueño siguen siendo muchas y una de las grandes líneas de investigación de la actualidad se centra en la cronobiología"

24.02.2020 | 22:48
Recomendaciones fáciles para dormir mejor.

Experto en las complicaciones que puede provocar a nuestro cuerpo la escasa calidad o cantidad de sueño, reconoce en la publicación BuscandoRespuestas.com que "las incógnitas sobre el sueño siguen siendo muchas y una de las grandes líneas de investigación de la actualidad se centra en la cronobiología".

Fue precisamente la cronobiología el contenido estrella en el Congreso científico Mundial sobre el sueño (World Sleep Congress 2019) que se celebró en Vancouver el último mes de septiembre, y que contó con la participación de Ricardo M. Osorio.

Pero además de la explicación sobre en qué consiste y cómo se comporta 'el horario de las enfermedades', el profesor Osorio nos da aquí unas recomendaciones prácticas, y sencillas de llevar a la práctica, para mejorar la calidad de nuestro sueño.

Son los siguientes:

— Los extremos tampoco son buenos en el sueño. No hay que pasarse por más, ni por menos. Por eso, un sujeto adulto debe dormir al menos 7 horas. Descansar menos de 6 horas o más de 10 puede tener consecuencias negativas para nuestra salud.

El fin de semana no se puede recuperar el sueño perdido durante la semana, y las 'grandes dormidas' son más nocivas que beneficiosas.

— Es muy conveniente evitar la estimulación con aparatos electrónicos y luz potente antes de irnos a la cama. Los móviles, por ejemplo, no deberían ni entrar en las habitaciones cuando vamos a dormir.

— Sería recomendable tener un sistema para disminuir paulatinamente la intensidad de la luz de casa a partir de cierta hora; sin duda contribuiría positivamente a la calidad de nuestro sueño y nos ayudaría a dormir mejor.

— El alcohol afecta directamente a la calidad del sueño, por lo que es recomendable evitar su ingesta antes de dormir.

— Esencial para coger el sueño y facilitar el descanso es tener una temperatura adecuada en nuestra habitación. Si es más alta o más baja de lo ideal, nuestro cuerpo deberá realizar un esfuerzo por regular la temperatura, y eso empeorará la calidad del sueño. Lo ideal para dormir bien es estar entre 19 y 22 grados. Ni más, ni menos.

— Aunque resulte muy obvio, es importante no tomar estimulantes como la cafeína en las horas previas al sueño. Pero la nicotina también es un estimulante que dificulta el sueño, por lo que no se debe fumar cuando se acerca la hora de irnos a dormir.

— Las siestas pueden ser recomendables€ solo si son cortas. Y no para todos. Si se trata de adultos sanos sin problemas de sueño, una siesta de entre 10 y 20 minutos produce beneficios como relajación, disminución de la fatiga, mejoría el estado de alerta y hasta puede mejorar el estado de ánimo.

Pero las siestas de más de 20 minutos pueden tener consecuencias negativas, como un despertar en el que nos sintamos aturdidos y desorientados. E incluso pueden provocar problemas de sueño durante la noche.

— El ejercicio físico durante el día es más que recomendable, pero debemos hacerlo al menos dos horas antes de irnos a dormir, para no sobreexcitarnos. Salir a correr o subirse a la bicicleta estática justo antes de acostarse puede dificultar la calidad de nuestro sueño. Mejor hacer ejercicio intenso por la mañana que por la noche.

— Es conveniente que la habitación esté a oscuras y sin ruidos que alteren el descanso.

— Y si a pesar de todas estas recomendaciones nos encontramos cansados y somnolientos durante el día, lo mejor es acudir a un especialista en sueño. Nos ayudará a mejorar nuestro sueño y, en definitiva, nuestra calidad de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine