A la hora de adelgazar y querer llevar una rutina más saludable, hay una máxima que debes tener muy clara y que prácticamente siempre se cumple: no existen las dietas milagros. Es cierto que comenzar a perder esos kilos de más es una rutina difícil y tediosa, sobre todo, para aquellos que nunca han estado a dieta o que apenas realizan ejercicio. La paciencia y el ser constante en la alimentación son dos pilares fundamentales en el camino al adelgazamiento (en este enlace te mostramos las tres claves para perder grasa de forma eficaz).

Además, debes tener en cuenta que el hacer ejercicio es algo tan importante como comer bien. Ojo, esto no significa que debas pasar incontables horas corriendo sobre una cinta o máquina elíptica ni sacrificar tu tiempo de ocio en el gimnasio. Existen diferentes rutinas que puedes realizar sin salir de casa y con el que notarás increíbles resultados (en este enlace te hablábamos del ejercicio de moda al que cada vez se suma más gente para perder peso en apenas unos minutos).

Una de las cuestiones más difíciles a la hora de perder peso es la de luchar contra el hambre y evitar comer entre horas. A medida que vayamos adaptando nuestro cuerpo a la nueva rutina, el deseo de saciarnos será menor y ya no se tendrá esa sensación de querer picar algo en cualquier momento. No obstante, existen diferentes snacks que se pueden tomar entre comida y comida y que tienen menos de 100 calorías, por lo que son un aliado a tener en cuenta para calmar el gusanillo entre comidas.

Tal y como la nutricionista Laura Gijón a través de su perfil oficial de Instagram, "muchas veces pasa que tenemos hambre entre horas y terminamos picando cosas que no debemos o que nos alejan de nuestros objetivos. ¿A quie?n no le ha pasado que le ha tocado salir pitando de casa y no ha podido llevarse algo para merendar o para comer en el trabajo y ha terminado comprando cualquier cosa? Esta? demostrado que la falta de tiempo es una de las principales pegas que pone mucha gente para cambiar sus ha?bitos (ma?s bien es una excusa). El ir picando poco a poco implica que al final del di?a lo que se supone que iba a ser un de?ficit calo?rico de 350 calori?as, acaba siendo un +100 calori?as de supera?vit por estos antojos. Hay una forma sencilla de poder evitar caer en las tentaciones y es preparar pequen?os snacks", explica.

Entre las diferentes opciones que se presentan, se puede escoger entre una tostada (una unidad contiene 69 kcal) y untar 25 gramos de queso (35 kcal).

Otra opción es consumir 15 gramos de almendras (que aportan unas 95 kcal).

Otro plato delicioso y saludable es realizas unas gachas con avena (20 gramos aportan 75 kcal) con chocolate negro (5 gramos son 19 kcal).

Además, la nutricionista también explica que se pueden comer incluso 25 gramos de palomitas (85 kcal).

Recuerda que empezar a perder peso no es sinónimo de apuntarse corriendo a un gimnasio y vivir solo de las ensaladas. Destierra el alcohol y el azúcar y se constante en tu rutina diaria. Notarás los resultados.