Ahora que la Navidad está a la vuelta de la esquina, llega una época de excesos en el que no controlamos tanto lo que comemos o bebemos. Es cierto que este 2020 presenta unas fiestas completamente destinas debido a las circunstancias establecidas por el coronavirus. Sin embargo, ello no quita que aunque seamos menos en casa, no podamos disfrutar de lo característico de estas fechas, con nuestros familiares o allegados. Si pretendes adelgazar o estás en ese proceso (o es tu propósito de Año Nuevo), tienes que tener en cuenta que hay dos alimentos que debes tratar de recurrir al máximo posible de tu alimentación, o eliminarlos.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición,  el organismo autónomo del Gobierno de España, adscrito al Ministerio de Consumo, que se encarga de garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria y promover la salud de los ciudadanos mediante una nutrición saludable, ha actualizado las recomendaciones dietéticas para la población española, tal y como informan desde la Organización de Consumidores y Usuarios.

Desde este organismo recomiendan la importancia de eliminar de la dieta estos productos:

  • Evitar en lo posible los alimentos con azúcares y sal añadida. 
  • Reducir el desperdicio de alimentos como medida adicional para cuidar nuestro planeta y contribuir a un entorno más sostenible para las generaciones futuras. 
  • Restringir los alimentos y bebidas ultaprocesados. Recordemos que una dieta saludable sostenible se basa en el consumo de una gran variedad de alimentos sin procesar o mínimamente procesados, equilibrados en todos los grupos de alimentos.
  • No perder de vista la importancia de la gastronomía y el aspecto social de la alimentación: una alimentación saludable también tiene que ser una alimentación placentera.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición establece los alimentos que se deben comer a diario o semanalmente para llevar una dieta equilibrada y saludable.

¿Qué alimentos debemos comer a diario?

Hortalizas

  • De 2 a 4 raciones al día (crudas y/o cocidas). 
  • Cada ración debiera ser de entre 150 y 200 g.

Frutas

  • Entre 3 y 5 raciones al día (1 ración se puede sustituir ocasionalmente por zumo). 
  • Cada ración debiera ser de entre 120 y 200 g.

Cereales

  • Preferiblemente integrales.
  • 4-6 raciones al día.
  • Una ración son 40-60 g de pan; 80-60 g de pasta o arroz.

Lácteos

  • De 2 a 4 raciones al día.
  • Una ración son: 200-250 ml de leche; 80-125 g de queso fresco; 40-60 g de queso curado; 125 g de yogur o leche fermentada sin azúcares añadidos.

Aceite de oliva

  • Preferiblemente crudo. 
  • Al día 10 ml, que equivale a una cucharada sopera.

Agua 

  • Bébela cuando tengas sed.
  • Como orientación, la AESAN indica que pueden ser entre 1,5-2,5 litros al día.
  • Depende también de la época del año: en verano, por ejemplo, como se suda más, se debiera beber más que en invierno.