Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Por qué es tan importante que los sanitarios se vacunen frente al covid?

El profesional, habitualmente reacio, está obligado a dar ejemplo y a inmunizarse para lograr la protección del conjunto de la población | El virus, al no encontrar a quien enfermar volverá a un nicho ecológico, que puede ser el animal del que procedía

“Ombra mai fu”: Nosotros sí nos vacunamos

Cantando a la sombra de un platanero oriental, ya que la escena transcurre en Persia, la ópera “Jerjes”, de Georg Friedrich Händel (1685-1759), se inicia con un recitativo, al que le sigue una de las más bellas melodías del autor “Ombra mai fu” (¡Que os favorezca el destino... nunca tuve

Cantando a la sombra de un platanero oriental, ya que la escena transcurre en Persia, la ópera “Jerjes”, de Georg Friedrich Händel (1685-1759), se inicia con un recitativo, al que le sigue una de las más bellas melodías del autor “Ombra mai fu” (¡Que os favorezca el destino... nunca tuve una sombra más amable, querida y suave!). Compuesta originalmente para ser cantada por un castrado, ha sido interpretada por contratenor, contralto y actualmente adaptada a la voz de mezzosoprano. Para recuperar voces olvidadas, es el momento de recordar a la “mezzo” Lorraine Hunt Lieberson (1954-2006), nacida en California y quizás una de las más espléndidas, extraordinarias y musicales intérpretes de esta melodía. Fallecida muy joven, esta maravillosa cantante y violista logra que escuches una y mil veces el inicio de esta obra, tan poco conocida del autor germano (nacionalizado inglés). Es a la sombra de un platanero del Campo San Francisco (Oviedo) donde medito sobre la importancia del ejemplo de los profesionales sanitarios en la administración de la vacuna que está llegando.

Es un hecho conocido que menos de un tercio de las personas que trabajan habitualmente en un ambiente sanitario se vacunan anualmente de la gripe. Este porcentaje es más alto en la población general y, por ejemplo, más de la mitad de los asturianos con edad superior a los 65 años sí lo hacen de forma regular. Con seguridad este año, al coincidir con la pandemia por el coronavirus, se han alcanzado cifras ligeramente superiores, pero en cualquier caso, el objetivo de conseguir una vacunación más amplia de la población está lejos de lo esperado. ¿Ocurrirá algo parecido con la deseada vacuna frente el SARS-CoV-2 que llegará en pocos días?

¿Por qué es importante vacunarse?

La vacuna no tiene únicamente un efecto sobre la propia persona que la recibe, sino que su objetivo primordial es obtener una prevención general de toda la población. Cuando me vacuno de una enfermedad infecciosa estoy contribuyendo de una manera directa a reducir la transmisión comunitaria del proceso. Al no encontrar personas susceptibles de enfermar por su resistencia adquirida, el germen se esconde en un nicho ecológico determinado, que en el caso del virus que nos ocupa podría ser un reservorio animal, lugar del que procedía antes del salto al homo sapiens sapiens.

Al no encontrar personas susceptibles de enfermar, el germen se esconde en un nicho ecológico determinado, que en el caso del covid-19 podría ser un reservorio animal, lugar del que procedía antes del salto al homo sapiens sapiens

decoration

Para alcanzar su objetivo, cualquier medicamento nuevo debe cumplir con dos premisas: eficacia y seguridad. La eficacia puede demostrarse de varias formas. No hay duda que el dictamen definitivo lo dará el paso del tiempo, cuando pueda observarse que la introducción de la vacuna consigue reducir ostensiblemente el número de casos y su gravedad, pero en el momento actual deben observarse otras variables, como la presencia de anticuerpos, la actividad de los linfocitos de memoria, la gravedad de los enfermos, la reducción de la necesidad de ingreso hospitalario, etcétera.

La seguridad de la vacuna

La seguridad la proporcionará el tiempo, aunque éste empieza a contar desde el momento de su administración y los datos a corto plazo también son muy importantes. Hasta el momento y amparados por las agencias nacionales e internacionales, nada hace pensar que los datos de eficacia y seguridad de las vacunas que van a ser administradas no cumplan con los requisitos habitualmente exigidos. Al contrario, los resultados que nos llegan, después de haber ensayado las vacunas en miles de voluntarios, son muy optimistas. Existe el factor premura, al que obliga la realidad de la pandemia, a la que hay que plantar cara de una manera decidida y unitaria. Si lo que se hacía en un año puede hacerse en seis meses, acelerando todos los procesos administrativos y fabricando las vacunas desde antes de disponer de las autorizaciones legales, todo ello para disponer de la misma en el menor tiempo posible, bienvenido sea el trabajo colectivo y acelerado. Estos aspectos no deben confundirse con improvisación, y estoy plenamente convencido que la vacuna llegará a nuestras manos después de haber superado los controles científicos y técnicos habituales. Debemos tener plena confianza en las agencias española y europea del medicamento.

Las personas que trabajan en ambiente sanitario, sea cualquiera el trabajo que desarrollen, pero mucho más si están en contacto directo con pacientes, los ancianos de las residencias y el personal que los cuida, así como todos los que realizan un servicio público básico, son una población de vital importancia para controlar la expansión de la pandemia y lograr que el sistema sociosanitario siga funcionando adecuadamente. Tenemos la obligación de vacunarnos y debemos dar ejemplo de ello. Las personas con cargos públicos, igual que ya están haciendo en algunos casos, deberían mostrar también su aceptación y recibir la vacuna. Solo con una administración amplia (podemos desear que casi total) lograremos que la tan esperada vacuna alcance su objetivo.

Permítanme que regrese a la melodía del inicio. En la Nochebuena de 1906, Reginald Fessenden (1866-1932), un canadiense pionero de las conexiones radiofónicas, retransmitió el primer programa musical emitido por las ondas de radio. La obra elegida fue el inicio de la ópera “Jerjes” y las notas de “Ombra mai fu” llegaron a todos los oyentes. Esta canción forma parte de numerosas películas (“Farinelli”, “Amistades peligrosas”, “Orgullo y prejuicio”), pero les invito a escuchar a la cantante californiana referida y a compartir el momento de reflexión sobre la obligación de vacunarse. Nunca una sombra fue más agradable ni una melodía más agradecida.

Dejen que, de esta forma, la vacuna pueda hacer todo su efecto y podamos caminar por el parque con total normalidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats