Es inevitable. Después de varias semanas de excesos a causa de la Navidad, toca depurar cuerpo y mente. Para muchos es un propósito, para otros una necesidad. Las redes sociales dan buena muestra de este furor saludable de enero. Las celebrities e influencers no fallan con sus post de "vuelta al entrenamiento" o sobre cómo recuperan la alimentación saludable. Si reunimos todos los hábitos que llevan a cabo para hacer "reset" en enero, este es el listado de cosas que debes probar para adelgazar en enero y cultivar cuerpo y mente.

Llena tus platos de color

Haz menús con verduras o frutas variadas de diferentes colores, ya que, además de sanos y estar cargados de vitaminas, nutrientes y antioxidantes, entran mejor por los ojos produciendo un impacto emocional, psicológico y energético mayor.

Grasas de origen natural

¿Quién dijo que las grasas no son saludables? Solo tenemos que saber elegir cuáles son beneficiosas para la salud, tanto vegetales como animales. En el primer caso, podemos encontrar grasas vegetales saludables en el aguacate, los frutos secos, las semillas o las aceitunas. En cuanto a la grasa animal, la opción más saludable lo encontramos en los pescados azules, que contienen una gran cantidad de Omega-3, como el salmón, las sardinas, el bonito, el atún o el pez espada.

Cocina con antelación

Muchos perfiles en redes sociales animan a hacer el "batch cooking"; es decir, cocinar en una tarde el menú saludable de toda la semana para evitar caer en la tentación de comer cosas insanas.

Cero azúcar

Este ingrediente no aporta ningún beneficio para la salud, y sumprimirlo de tu vida te ayudará no solo a perder peso, sino también a sentirte sano, ya que está directamente relacionado con enfermedades como la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta o el colesterol. Si tienes ganas de algo dulce puedes optar por Yummy Sweets, las golosinas con 0% azúcar y con el sabor y textura tradicional.

Agua

Debemos acostumbrarnos a beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día para hidratar el cuerpo y eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo.

Deporte 3 en semana

No es necesario que te conviertas en deportista de élite para estar saludable, basta con adquirir ciertos hábitos que hagan que seas una persona activa. Empieza por salir a caminar al menos una hora al día, unas 3 o 4 veces por semana, e ir aumentando tus objetivos poco a poco. Es importante ir conociendo tu cuerpo y gustos para encontrar la actividad física que mejor se adapte a tus necesidades.

Ojo con las cenas

A medida que se acerca la hora de dormir, las cenas deberán ser más ligeras. Por ello, no solo será bueno adelantar la hora de la última comida del día, sino que además lo ideal será combinar proteínas y alimentos de baja carga calórica, como las verduras y hortalizas, evitando los carbohidratos o fruta por la noche.

Medita

Es recomendable mantener la salud mental y adoptar prácticas que ayuden a relajar la mente y escuchar a nuestro cuerpo. Está demostrado que la meditación ayuda a reducir la presión arterial y controlar patologías psicológicas como el insomnio, la depresión y la ansiedad. Dedica entre 15 y 30 minutos al día a despejar la mente y relajar el cuerpo.

Respira aire fresco

El aire puro es necesario para la renovación de la sangre en los pulmones, además de favorecer la relajación del cuerpo y mantener la salud mental, ya que, al respirar profundamente, aumenta la producción de endorfinas, las hormonas responsables del estado de bienestar y de la disminución del dolor. [Quizá te interesa: Baños de bosque, la terapia de caminar por la naturaleza]