Hacer deporte en casa cada vez es una práctica más habitual. Hay quien ha descubierto el yoga como una forma de ejercitarse sin necesidad de materiales ni demasiado espacio. Otros optan por ejercicios de fuerza con mancuernas o trabajos con el propio peso del cuerpo. Sea como sea, a este tipo de entrenamientos se puede añadir otro para quemar calorías y para el que no hace falta pensar ni contar repeticiones. Se trata del stepper. O lo que es lo mismo, subir escaleras. Este aparato, a la venta en tiendas deportivas y páginas web, es perfecto para hacer ejercicio aeróbico y, además, no ocupa demasiado espacio. (Quizá te interese: Tabla de ejercicios para hacer en casa en 28 minutos)

Los beneficios del stepper

Lo primero, es barato y pequeño. Este aparato no ocupa tanto como un banco de trabajo o una bicicleta estática y su precio oscila entre los 30 y los 50 euros (precio estándar).

Además, el ejercicio en stepper tiene muchas ventajas para el cuerpo. Con él se hace un trabajo cardiovascular, es decir, se suben pulsaciones para quemar calorías. A nivel muscular, resulta muy útil para fortalecer el tren inferior (piernas y glúteos) y también la espalda. Hay algunas aparatos que también vienen con elásticos anclados a la base para trabajar brazos y abdomen. (Ejercicios de gimnasia para adelgazar sin salir de casa)

Treinta minutos al día

Lo ideal es subirse a stepper 30 minutos al día, lo recomendable en cualquier trabajo cardiovascular. La mejor forma de hacerlo es progresivamente. Empezar por 15 minutos, subirlo a 20 y después a 30 minutos diarios. Lo ideal de este aparato es que se puede invertir esa media hora en ver una serie o escuchar un podcast.

Este ejercicio permite quemar unas 30 calorías cada 5 minutos si llevamos un ritmo alegre. Por último, como siempre, hay que acompañar la práctica deportiva de una dieta saludable.