DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcelino García-Noriega | Director del área de pediatría del hospital valle del nalón

“Los niños no son población de riesgo para contraer el covid, pero también deben vacunarse”

Marcelino García-Noriega, en el servicio de Pediatría del Hospital Valle del Nalón. | Juan Plaza

Marcelino García-Noriega, en el servicio de Pediatría del Hospital Valle del Nalón. | Juan Plaza

Marcelino García-Noriega es director del área de gestión clínica de Pediatría del Hospital Valle del Nalón. También es vocal del comité de pediatría medioambiental de la Asociación Española de Pediatría, y experto en trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y trastorno del espectro autista (TEA).

¿Cómo se hizo médico?

Como estudiaba bien, siempre mi madre comentaba que le gustaría tener un hijo médico. No sé si este pensamiento fue creciendo en mí como algo a seguir; solo sé que las ciencias me gustaron desde siempre. Poco a poco, y con buenas notas, se me abrió un camino. No puedo decir que haya una tradición en mi familia, pero sí he de reseñar que el hermano mayor de mi padre (él era el menor de doce hermanos) fue practicante en pozos mineros de la cuenca del Nalón. Mi experiencia en esa época fueron dos curas de heridas en los botiquines de los pozos, y no creo que ese ambiente me animara, porque había un olor especial a alcohol. Las agujas, que recuerdo muy grandes, se hervían con un sonido de “flo, flo” y en los armarios acristalados había todo tipo de material que asustaría a cualquier niño de ocho años.

¿Por qué Pediatría?

No lo tenía claro, estaba entre psiquiatría y pediatría al elegir en el MIR. La mente me encanta, pero al final me decanté por la pediatría porque me identifico más con la infancia, y creo que mi forma de ser y de verles tal cual sí les puede ayudar.

¿Hay actualmente un exceso de protección de los padres y madres hacia sus hijos?

La respuesta clara es sí. Hace años éramos más autónomos y el grupo de amigos o pandilla de barrio era donde crecía la amistad, el divertimento, la solución de conflictos... En definitiva, ser niños. Ahora han desaparecido estos grupos. Tal vez, amigos del cole y algunos vecinos pero, ¿cuántas veces vemos intervenir a los padres en los problemas de los niños? Si estamos constantemente con los brazos abiertos para que el bebé nunca caiga, no sabrá levantarse cuando algún día caiga y esté solo; y esto pasará en todas las etapas del desarrollo. En la consulta veo que las figuras de abuelos transmisores de experiencias se han perdido. La sabiduría “de internet” y la vida moderna han relegado el saber de los mayores. Hay miedo, mucho miedo, a todo. A equivocarse, a perder el cariño ante las normas... Es fundamental que los niños se acerquen a los abuelos, les escuchen, se dejen empapar de sus aventuras pasadas y graben todo en la memoria.

¿Cómo ha afectado internet al ejercicio de la profesión?

"Existe un exceso de protección de los padres; hay mucho miedo a todo"

decoration

Creo que internet, en general, es bueno; solo que hay mucha información y hay que saber filtrarla. En la consulta me gustan los padres informados, eso significa que se interesan por los problemas que puedan tener sus hijos. El empoderamiento de los padres en los aspectos de salud es muy importante. La figura del médico que solo él tenía la razón ha dejado paso a que los padres tomen decisiones conjuntas. Lo ideal sería concordar conjuntamente, familias y sanitarios, el camino a seguir en los aspectos de salud. En este apartado incluiría una definición de “salud” que me gusta: “la capacidad de adaptación y de autogestión”, para las tres esferas de la misma: física, mental y social; añadiendo el concepto de medioambiente. Salud es mucho más que no solo la ausencia de enfermedad.

Asturias registró el pasado año la cifra más baja de nacimientos de su historia reciente, ¿cómo lo valora?

Con mucha preocupación porque, según estamos viendo, vamos hacia números alarmantes. La cifra referencia de un millón de habitantes en Asturias se va a dejar atrás en unos pocos años. La pirámide de población es un triángulo invertido, las aldeas y las significativas Cuencas se despueblan, y todas las asturianas y asturianos tenemos que trabajar en conjunto. No todo es cuestión de gestión política, debemos darnos cuenta de que cada persona es parte de la solución.

¿Cómo ha afectado la pandemia al funcionamiento del servicio de Pediatría?

En la primera ola nos dimos cuenta, ya al principio, de que a los infantes apenas le afectaba el virus. Aun así, en verano nos preparamos para un posible duro invierno, con la sospecha de que a la segunda ola se aunasen las epidemias de gripe y virus respiratorio habituales. Pero no fue así, por lo que la covid nos ha reducido las urgencias hospitalarias y, con ello, los ingresos. Estamos aprendiendo que esta pandemia ha venido a quedarse, y ha hecho cambios en nuestro servicio.

¿Dejará la pandemia medidas de prevención instauradas de forma permanente?, ¿la mascarilla ha llegado para quedarse en las aulas, al menos en la temporada de gripe?

Los sanitarios creemos que la mascarilla formará parte de nuestro equipo de trabajo y posiblemente por unos años se seguirán viendo también en aulas y lugares cerrados, donde no se guarden las distancias físicas"

decoration

En general, los sanitarios creemos que la mascarilla formará parte de nuestro equipo de trabajo y posiblemente por unos años se seguirán viendo también en aulas y lugares cerrados, donde no se guarden las distancias físicas. Hace un par de años en la televisión se veían personas de países orientales con mascarilla por la calle, porque consideraban que tenían un virus que pudiera contagiar a otros, por ejemplo, la gripe. En España eso era impensable y ahora es una realidad. Pensemos el bien del cambio.

¿Deben vacunarse los niños contra el covid?, ¿a partir de qué edad?

Sí, los niños deben vacunarse. Pienso que hay que proteger a todas las edades por igual. Los ensayos en niños son pocos, parece que la vacuna de Moderna se va a ensayar en los mayores de seis meses. Los niños en general no son población de riesgo, ni los que más se infectan ni infectan, o los que más enferman. Por eso pueden esperar, sin prisas, para vacunarse.

¿Y las embarazadas, es aconsejable que se vacunen?

Sí, lo recomiendo, como con otro tipo de vacunas que necesitan y se siguen actualizando en los calendarios.

En Florida ha nacido el primer bebé con anticuerpos después de que su madre se vacunara.

Se sabía que la lactancia materna trasmite los anticuerpos y ahora parece que una embarazada vacunada en la semana 36, también. No sabemos cuánto va a durar esta protección, pero está claro que es importante para salud del bebé ante un entorno con riesgo de covid.

¿Y los casos de niños y adolescentes que han acabado en la UCI por síntomas compatibles con el covid?

Todo lo que suponga que un niño o adolescente tenga que estar en la UCI siempre nos hace reflexionar y nos cuestiona en el antes, durante y después de cada actuación como pediatras. Antes, decía que la covid se comporta en general banalmente con la infancia y adolescencia; pero hay casos que desencadenan graves acontecimientos y, por mucho que quieras curar, el virus se te adelanta.

¿Pueden generar la pandemia y el confinamiento secuelas psicológicas o de socialización entre los niños?

Las edades que más me preocupan serían entre 0-3 años. Es aquí donde se deben trabajar los posibles trastornos del neurodesarrollo y toca proteger el órgano más valioso del niño: su cerebro.

decoration

No tengo claro si habrá secuelas, la infancia-adolescencia es muy resiliente. Sí hemos notado que el confinamiento les ha condicionado un hábito más sedentario, pero entiendo que será cuestión de normalización y de recuperar rutinas anteriores. Las edades que más me preocupan serían entre 0-3 años. Es aquí donde se deben trabajar los posibles trastornos del neurodesarrollo y toca proteger el órgano más valioso del niño: su cerebro. Por ello, la socialización es algo muy importante.

¿Cómo puede afectar la extensión de la educación online en su desarrollo?

Es cuestión de equilibrio. Si abusamos de ello o no entendemos que hay niños que aprenden de una forma distinta, está claro que no avanzaremos. Es necesario que la enseñanza sea tanto online como presencial, utilizar tanto la tablet como escribir en papel y, sobre todo, entender la diversidad de cada niño.

¿Y el teletrabajo, puede generar más dependencia de los padres al pasar más tiempo juntos?

Posiblemente, pero volvemos al equilibrio. Todo el tiempo que pases con tu hijo es tiempo importante. Entiendo que teletrabajar y atender tareas de casa y del colegio no es el tiempo ideal de ocio y juego con tus hijos; pero estás ahí y eso es mucho.

¿Hay un uso excesivo de los móviles y las tablets entre los niños?, ¿cual sería la media diaria aconsejable para usar estos dispositivos?

Yo siempre digo en mi consulta que sopesemos en una balanza el tiempo de estudio y tiempo de maquinitas. Siempre sorprende que puedan estar dos o tres horas jugando, pero estudiando es muchísimo. Pues gestionemos el tiempo: a ser posible, fijemos un máximo de una hora diaria de equipos electrónicos y seamos más flexibles los fines de semana. También, recomiendo no tener televisión en la habitación de los hijos, que parece ser algo muy común.

Más de un tercio de la población infantil tiene obesidad o sobrepeso, ¿qué pautas se deben seguir?

El secreto está en la alimentación saludable. El “riplaju”: rico-sano, placentero y justo. Y hacer deporte. Un mensaje para los padres: los niños hacen lo que ven. El contacto con la naturaleza de toda la familia es fundamental. Hay que empaparnos del verde, planear salidas juntos y disfrutar de lo mucho que nos da Asturias; somos unos privilegiados.

Entre un cuatro y un siete por ciento de los niños sufren el trastorno de hiperactividad, ¿quedan casos sin diagnosticar?

No. Pienso que los casos que necesitan ayudan por nuestra parte, y me refiero a la ayuda médica farmacológica, sí están la mayoría diagnosticados. Tal vez, los que menos lo están son aquellos que necesitan ayudas solo pedagógicas o emocionales. Un niño no se levanta pensando que quiere ser malo o las cosas las quiere hacer mal, esto ha de hacernos reflexionar y cuestionarnos. No puede ser que un niño tenga un examen de 0, y a la media hora el mismo examen sea de 8 o de 10. No es conocimiento, sino problema de rendimiento.

Compartir el artículo

stats