Marcarse metas, esforzarse y perseverancia. Esas son las claves para perder peso caminando. Así lo afirma un informe publicado por la versión estadounidense de la revista "Men's Health", en el que afirman que se pueden perder diez kilos en dos meses con el simple hábito de caminar.

Según el texto publicado por la prestigiosa publicación norteamericana, la clave principal está en el esfuerzo. Destacan que incrementar la cantidad de ejercicio diario es fundamental; esto es, si para acudir a nuestro trabajo caminamos 2 kilómetros diarios y lo que pretendemos es perder peso, debemos aumentar las distancias de los paseos diarios. El informe habla de que un buen punto de comienzo son los 7 kilómetros diarios, el equivalente a los 10.000 pasos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir enfermedades vasculares y otras relacionadas con el sedentarismo como la diabetes.

Otra de las claves que desvela el informe es la necesidad de que cada uno establezca sus propias metas y se rete a diario. Así, si esta semana he caminado una media de 5 kilómetros diarios, debo retarme a que la próxima semana esa distancia sea de 6 kilómetros. La siguiente de 7 y así progresivamente. Además de las distancias, otro de los puntos fuertes es el ritmo: para adelgazar es más efectivo caminar rápido. Esto ayudará también a fortalecer otras partes del cuerpo del deportista.

Alejar los complejos, es también vital. "No debes dejar que los corredores te acomplejen", destaca el informe publicado por la revista. También aconsejan apuntarse a pruebas deportivas: eso ayudará a fjiarse objetivos, a seguir entrenando y a pracrticar ejercicio también el día de la prueba.

Asimismo, el informe también desmonta algunos mitos: caminar con pesas en los brazos no ayuda a perder más peso. Todo lo contrario, porque nos hará movernos con menos agilidad. También desmitifican el caminar con pasos largos. Al revés, para ir rápido recomiendan pasos cortos.

El ejercicio quemacalorías de moda

En los últimos mes se ha puesto más que de moda en muchos gimnasios de toda España un deporte que a buen seguro te va a recordar un juego de la infancia: se trata del salto a la comba. Algo tan sencillo como eso puede suponer una más que importante pérdida de calorías. ¿La razón? Saltando vas a conseguir que tu corazón y por tanto tu metabolismo se aceleren.

Es un ejercicio que no necesitas ir al gimnasio para hacer. Lo puedes hacer en casa pero siempre debes tener en cuenta que tienes que hacerlo en un espacio diáfano (sobre todo si no tienes práctica y corres el riesgo de caídas), y durante varios minutos seguidos. Tampoco es necesario que empieces haciendo media hora