El futuro de las mascarillas en los espacios al aire libre continúa siendo objeto de controversia, pero sin avance normativo alguno.. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, afirmó ayer que antes de julio podría dejar de ser obligatorio el uso de las prendas de protección en el exterior, aunque advirtió de que, para aplicar esta medida, hay que modificar un artículo de una ley, “que no se hace en dos días”, si bien “hay procedimientos que permiten acelerar ese proceso”.

“Yo creo que sí, que podría ser una buena fecha (julio), o incluso a lo largo de este mes”, precisó Simón, quien hizo hincapié en que la supresión de la obligatoriedad de llevar mascarilla solo se aplicaría en exteriores. Según el epidemiólogo, hay ámbitos en los que será muy complicado retirarla hasta que haya amplias coberturas de vacunación en todos los grupos de población. Sin embargo, “en exteriores, para hacer una vida normal, puede ser que antes de julio”.

Por otra parte, Andalucía, Cantabria y otras comunidades autónomas han abierto una línea de debate al proponer que las comunidades autónomas puedan facilitar la vacunación de las personas que están de vacaciones. También hay líderes autonómicos que advierten de que todo dependerá del suministro de vacunas que vaya llegando y de su distribución.

Fernando Simón afirmó ayer que la “consta” que existe la “opción” de ponerse la segunda dosis de la vacuna en otra comunidad autónoma, por lo que ha recomendado viajar con la documentación sanitaria para poder acceder a los datos de la vacunación previa. No obstante, especificó que, aunque para la administración de esa segunda dosis hay un tiempo mínimo, “no pasa nada porque se ponga un poco después”. Agregó que las comunidades “dan margen de flexibilidad” para poder modificar la cita.

En cualquier caso, el Consejo Interterritorial de Salud podría analizarlo mañana, miércoles, tras la reunión de hoy de la Comisión de Salud Pública.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ya ha adelantado su postura y ha manifestado que harán todo “el esfuerzo” de vacunar a los visitantes de otras comunidades autónomas que acudan este verano a la región y a los que les toque por fecha la administración de la dosis.

Del mismo modo se ha pronunciado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien aseguró que la Consejería de Sanidad pondrá la segunda dosis de la vacuna a los que visiten la comunidad autónoma si durante su estancia les tocase recibirla. “El que tenga una vacuna fuera y esté aquí, pues se le pone aquí; del centro de salud, en cualquier sitio donde esté, se le llamará. Tendrá que comunicar en qué fecha le han puesto la primera dosis y, en los plazos, en el centro de salud que le corresponda, le vacunarán”, indicó.

La Comunidad Valenciana también es partidaria de vacunar a los desplazados de vacaciones en su comunidad, y Galicia lo ha enfocado al turismo en general.

La semana pasada, España registró un nuevo récord de vacunación, al administrar en una semana 3,1 millones de dosis, después de que durante el fin de semana se aplicaran más de 1.255.000 vacunas, la cifra más alta inoculada de viernes a domingo. Este acelerón ha permitido inmunizar ya con la pauta completa a más de 11 millones de españoles, el 23,2 por ciento de la población. En Asturias tienen la pauta completa unas 330.000 personas, casi el 33 por ciento de la población.