04 de julio de 2018
04.07.2018

Los enemigos de los smartphones en verano

Los chapuzones, la exposición directa al sol o los 'baños' de arena ponen en peligro la vida de tu móvil

04.07.2018 | 16:08
Cuidado con la exposición directa al sol en tu móvil.

El verano es una época en la que los hábitos de los ciudadanos ponen en riesgo la integridad de los 'smartphones' y las tabletas. La mayoría de accidentes están relacionados con situaciones que tienen lugar en playas o piscinas, como los chapuzones, la exposición directa al sol o los 'baños' de arena.

TABILI, la 'startup' española dedicada a la reparación de móviles y tabletas, ha realizado una lista de los accidentes sufridos más frecuentes que sufren los dispositivos móviles durante el verano, y lo que se puede hacer para que los daños no pasen a mayores.

El ranking de accidentes lo lideran los móviles que acaban mojados. Puede ocurrir por diversas razones, pero uno de cada cinco 'smartphones' termina cayéndose al agua, como han señalado desde TABILI, y no todos los dispositivos soportan el agua del mismo modo.

El director de Operaciones y Experto en reparación de tecnología de TABILI, Sergio Khabrani, ha informado de que la mayoría de reparaciones son de terminales acuáticos, principalmente porque la gente confunde los conceptos acuático y sumergible. Se trata, en realidad de teminales que, aunque pueden resistir las salpicaduras, "no soportan tanta agua ni profundidad como algunos fabricantes indican".

Si un dispositivo se moja, no es recomendable encenderlo ni pulsar sus botones, ni conectarlo a la corriente eléctrica. Como remedio casero, puede meterse en arroz, pero debe ser una solución temporal antes de llevarlo a una tienda especializada en reparaciones, como ha indicado Khabrani.

La segunda causa de accidente es la exposición directa al sol. En la época estival, es frecuente que las personas pasen más tiempo en el exterior, expuestos al sol y las altas temperaturas, lo que puede ser peligroso para un teléfono móvil.

El CEO y confundador de TABILI, José Luis Lasa, ha explicado que los dispositivos electrónicos están pensados para utilizarse en temperaturas frescas y emplean piezas de metal y de plástico que pueden derretirse si existe un exceso de calor, por lo que aconseja mantener los dispositivos a la sombra y en espacios frescos. Sobre todo, Lasa recomienda evitar dejarlo dentro de un automóvil o sobre una toalla.

La tercera causa más frecuente es la entrada de arena en los dispositivos en un día de playa. Cuando es una pequeña cantidad de arena colocada en la superficie del terminal, se puede retirar sin problema, con cuidad de no rallar la pantalla. Pero cuando la arena se ha introducido en el smartphone o la tableta, lo recomendable es acudir a un especialista, para que efectúa la limpieza del terminal.

Desde TABILI indican que los niños son los causantes de un cuarto tipo de accidente. En este caso, se debe a que muchos padres dan a sus hijos un móvil o una tableta para que se entretengan. Si no los cuidan bien, pueden suceder desde roturas de pantalla hasta bloqueos o golpes, como resultado del juego.

El ranking de TABILI finaliza con las caídas, aunque estas, según datos de la compañía, representan el 85% de los dispositivos dañados durante todo el año, por lo que las fundas, carcasas y cristales templados son recomendables para evitar este tipo de accidentes. En este sentido, lo más frecuente es la rotura de la pantalla y, en otras ocasiones, los daños internos del terminal.

Para evitar cualquier riesgo, la compañía resalta que podemos formar parte de ese 1,6% de la población española que practica la desconexión y deja sus dispositivos en casa. Pero para los que no estén dispuestos a ello, lo aconsejable es hacerse con fundas y protectores que reduzcan los daños producidos por agua o arena, además de mantener estos dispositivos en espacios con una temperatura fresca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine