29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Redes de 5 Generación: Así nos están cambiando la vida

La quinta generación supone toda una serie de ventajas en el uso y consumo de datos

29.11.2019 | 15:49
Redes de 5 Generación: Así nos están cambiando la vida

Las redes de quinta generación (5G) se ganan todas y cada una de las líneas que de ellas se escriben porque aportan - y prometen - importantes beneficios para el usuario. No solo se trata de poder disfrutar de más megas de internet de manera más rápida, sino de dar un salto adelante en nuevos servicios, mejoras en los actuales y mayor seguridad.

La transición a estas nuevas redes ya está en marcha y no tiene vuelta atrás. Llegan para generalizar el pleno uso de la inteligencia artificial y para la puesta en marcha de otras tecnologías punta, como es el caso del coche sin conductor o la telemedicina, que solo son posibles con las redes 5G.

Alcance y objetivos

El 5G es una tecnología que va más allá de los teléfonos móviles o el internet móvil, pues es la clave para la democratización del internet de las cosas. Es un tipo de red muy rápida y capaz de tener miles de millones de dispositivos conectados, prácticamente en tiempo real. Se trata de un avance que modifica de manera radical la forma en que los dispositivos se conectan a internet y, muy importante, cómo lo hacen entre ellos, consecuentemente transforma la manera en la que se usa cualquier dispositivo inalámbrico.

Implicaciones en el día a día

Si miramos hacia atrás, podemos ver cómo en muy pocos años los teléfonos móviles y los dispositivos conectados han provocado un cambio radical en nuestras vidas. Los avances se suceden cada vez a mayor velocidad y las promesas de las nuevas tecnologías son cada vez más sorprendentes. La llegada del 5G está dejando pequeños los avances vividos hasta ahora, como consecuencia de las grandes velocidades de conexión y, sobre todo, a su baja latencia.

La baja latencia es una de las ventajas más importantes del 5G, hace referencia al tiempo de respuesta entre que el usuario da una orden y la red responde. El tiempo de espera actual es variable según zona y operador, pero se puede afirmar que se pasa de los 50 milisegundos del 4G a 1 milisegundo del 5G.

Imaginemos un coche sin conductor que deba frenar, en un milisegundo es óptimo, con 5 segundos el riesgo es inaceptable. Imaginemos un cirujano operando a distancia que ordena taponar un vaso sanguíneo. No podrá esperar 5 segundos€ En definitiva, la baja latencia es primordial y resume la mejor baza del 5G para ofrecer nuevos servicios al ciudadano.

También mejora enormemente la velocidad. Es hasta 100 veces más rápida que la conexión actual, incluso es más rápida que cualquier cable de fibra óptica instalada en los hogares. Ventaja? descargar una temporada completa de la serie favorita en segundos, o no tener que esperar el molesto refresco de las imágenes si miramos un video en directo. Qualcomm, fabricante de microprocesadores inalámbricos, habla de velocidades de descarga de 4,5 gigabits por segundo, lo que se traduce en una velocidad casi veinte veces más veloz que la experiencia en 4G.

Otro beneficio es el aumento de la cobertura, sobre todo en grandes aglomeraciones de personas (eventos deportivos, conciertos, fiestas€) Ir a las Fallas de Valencia y recibir una llamada ha sido hasta ahora prácticamente imposible, no hay señal para todos los móviles en uso. Con el 5G no sólo tenemos todos un buen nivel de cobertura, sino que se pueden enviar y recibir datos a una velocidad muy superior.

La tercera de las ventajas es la cantidad de dispositivos que se pueden conectar a la red, una variable que en este caso pasa de los 10.000 dispositivos por kilómetro cuadrado a un millón. Esto permite otro avance: convertir en realidad la ciudad conectada o el coche autónomo. La 5G puede mantener conectados simultaneamente y en tiempo real desde los semáforos, el alumbrado, los contenedores, los autobuses y multitud de elementos. Es así posible establecer planes de movilidad más racionales y conseguir que la ciudad sea más sostenible. Un ejemplo: sabremos exactamente si el metro llega puntual a nuestra estación y el nivel de aglomeración.

En casa, todos los aparatos pueden estar vinculados. La cafetera, el frigorífico, la lavadora se comunican con el usuario y entre ellos para, por ejemplo, no conectarse a la vez y hacer un mejor reparto del uso de la potencia contratada y reducir el consumo.

Las redes 5G son también más fiables, con lo que se reducen de manera drástica los cortes en el servicio, tan habituales en zonas rurales o mientras nos desplazamos en un vehículo en marcha.

Otra interesante ventaja es que producen un menor consumo de energía en los dispositivos, por lo que se aumenta la duración y durabilidad de las baterías, algo muy necesario.

Finalmente destacar que el 5G permite poner en marcha las denominadas redes virtuales (network slicing), es decir, dar características concretas a una parte de la red, de tal manera que se pueda, por ejemplo, ajustar una latencia mínima para conexiones de emergencia y, por el otro, gran velocidad de descarga para los usuarios comunes.

Curiosidades y recomendaciones

Entre los nuevos servicios que traerá el 5G hay algunos como el que permitirá que la policía pueda realizar tareas como el reconocimiento facial en tiempo real para detectar delincuentes.

En los deportes el 5G también cambia la manera que disfrutamos de un evento, ya que se podrán utilizar las cámaras y sensores instalados para que el espectador pueda incluso elegir el ángulo de visión de un partido o competición.

Con el 5G la realidad virtual aumenta sus capacidades, se prevé que por ejemplo los turistas puedan tener la sensación de vivir en épocas pasadas, sintiendo incluso el aroma de las ciudades o el sabor de las recetas culinarias.

Respecto a las recomendaciones, hay que mencionar que los grandes operadores ya tienen disponibles tarjetas SIM 5G, con planes accesibles, y que los grandes fabricantes como Samsung, Huawei, Xiaomi y LG entre otros ya comercializan dispositivos compatibles con estas redes.

¿Compro? Mejor esperar un poco, ya que los dispositivos son caros y la cobertura debe ampliarse. En el 2020 las cosas cambiarán y se podrá optar a mejores precios y mayor cobertura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído