WhatsApp ampliará las opciones disponibles en los mensajes temporales, que permitirá establecer un periodo de 24 horas para que los nuevos mensajes se eliminen de forma automática.

Los mensajes temporales están actualmente disponibles para todas las conversaciones en WhatsApp. Se trata de una opción que el usuario puede activar y que de hacerlo, los mensajes que se envíen en la conversación desaparecerán de forma automática tras siete días.

La compañía tecnológica está trabajando en novedades para dicha función, como ha compartido en su portal WABetaInfo, quien indica que a la opción de siete días se sumará otra que permitirá eliminar los mensajes a las 24 horas.

Por esta opción, si el usuario activa los mensajes temporales en un chat (o el administrador en un chat grupal), podrá elegir si quiere que los nuevos mensajes desaparezcan un día después de su envío o a la semana.

La opción, señala el portal citado, está actualmente en desarrollo pero que llegará a los usuarios en una "futura actualización" de la aplicación para iOS y Android y de la versión de escritorio.

Versión maliciosa

WhatsApp Pink (rosa) es una versión de la popular aplicación de mensajería que ofrece una nueva apariencia a los usuarios que la instalan, pero que al pinchar en el enlace que comparte infecta el móvil para hacerse con su completo control.

Las supuestas versiones premium o especiales de WhatsApp llevan años tentando a los usuarios con modificaciones -como nuevas funciones y otro color para la interfaz- que no están presentes en la aplicación legítima, con el objetivo de engañarlos para obtener un beneficio a cambio.

En este sentido, el investigador de ciberseguridad Rajshekhar Rajaharia ha advertido a través de su perfil en Twitter de una nueva amenaza: WhatsApp Pink. Esta estafa se distribuye a través de mensajes dentro de los chats, y asegura que se trata de una nueva apariencia para la app de mensajería, en color rosa.

El mensaje, también con fondo en rosa, insta a pinchar en el botón que incluye. Pero si los hacen, los usuarios recibirán un virus, como ha advertido el investigador, y perderán por completo el control de su teléfono.

En 2015 destacó otra versión maliciosa, WhatsApp Azul, que prometía modificar el color de la interfaz para adoptar el que indica su nombre, pero en su lugar emitía cuestionarios y suscribía a las víctimas a servicios de pago.

También hace unos años llamó la atención WhatsApp Plus, una versión modificada, no oficial, que ampliaba las funciones que ofrecería la 'app' legítima. Sin embargo, tras la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook, la compañía comenzó a bloquear las cuentas utilizaban versiones de terceros como esta