La era de Internet ha generado nuevas formas de comunicación que cada vez requieren menos de las palabras y las frases completas. Las redes de mensajería como WhatsApp han permitido que entre los usuarios se adopten nuevas terminologías que normalmente buscan ahorrar tiempo a la hora de escribir mensajes. Las palabras, sin embargo, ya no son la única forma de expresión. El lenguaje no verbal tampoco lo es, al menos por mensaje de texto. Al teclado convencional se han unido varias alternativas, tales como los ‘gifs’, los ‘stickers’ -en el caso de WhatsApp’ o, los clásicos emoticonos.

Históricamente, la creación de los emoticonos se remonta a miles de años atrás -para algunos-, pero su aparición en Internet fue principalmente con la intención de distinguir la emoción que había detrás de las palabras expresadas. Scott Fahlman los incluyó en 1982, hace 40 años, en los portales electrónicos de mensajería entre profesores y alumnos de la Universidad Carnegie Mellon. Lo hizo con la finalidad de evitar los problemas que se podían generar entorno a la interpretación de las frases. La cara sonriente fue el primero de los símbolos que se creó por medio de una serie de combinación de signos del teclado, a los que posteriormente le siguieron durante la década de los 90 los primeros emoticonos digitales prestablecidos.

Si te preguntas cuántos emoticonos existen actualmente, la respuesta es, 3663 -según datos registrados en septiembre de 2021-. La evolución de estos signos cada vez es más amplia, ya que ahora, no solo se crean para designar cada vez más objetos, estados o emociones, sino que muchos de ellos -sobre todo los que interpretan a una persona- varían también en cuanto a color y género. El 2023 no será diferente en cuanto a novedades, puesto que la actualización Emoji 15 llegará a Android e IOS entre finales de este año y principios del que viene. En el paquete se incluirán nuevos corazones, caras, animales o gestos.

Aunque la variedad sea tan amplia, normalmente los usuarios se acostumbran a usar unos pocos, entre los que suelen incluirse los más populares. Este año, la página oficial ‘Emojipedia’ lanzó una encuesta a través de la red social Twitter, para crear el ranking con los símbolos más utilizados cada año -la estadística se publica el 17 de julio-. La ganadora del reconocimiento fue finalmente la cara derritiéndose, tras ganas la final contra la cara aguantando las lágrimas.

Para la revista ‘Rolling Stone’, que anualmente publica sus favoritos en diferentes campos, el emoticono del saludo militar ha sido el más importante. Según explica la revista, no se debe solo a la importancia que ha tomado en redes sociales, sino al símbolo de expresión de solidaridad en el que se convirtió a través de Twitter después de los despidos masivos de Elon Musk tras comprar la red social.