El ritmo de la vacunación en España está siendo muy lento. Hasta el momento se han administrado 82.834 vacunas, una cuarta parte de las que llegaron en la primera remesa. Madrid solo ha utilizado el 6% de las vacunas que han recibido y, aunque corresponde a las comunidades autónomas, culpan al Gobierno de una mala planificación. Cantabria, Extremadura, Castilla La Mancha y Cataluña también acumulan un retraso importante que irrita a las residencias. Sin embargo, Andalucía, Galicia y el País Vasco levan un ritmo mucho más acorde a lo deseado. Asturias es la comunidad que mayor porcentaje de vacunas ha administrado. A este ritmo, nuestro país tardará cinco años en inmunizar a toda su población.