Sotres lleva dos días aislado y los vecinos llevan años exigiendo medidas que nadie escucha. “Hay gente mayor, niños y trabajadores que necesitan usar la carretera”, explica Jéssica López, una vecina y trabajadora de la localidad cabraliega. La quitanieves “está estropeada”. Lo estuvo también la semana pasada, pero en realidad “lleva estropeada 20 años”. Los vecinos del pueblo más alto del parque nacional de los Picos de Europa están enfadados, cansados y desesperados.