Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así son los controles de la Policía en los trenes para controlar las llegadas a Asturias antes de Semana Santa

Una veintena de agentes inspecciona a los viajeros en busca de armas, drogas, inmigrantes irregulares y personas que se salten el cierre perimetral

Los pasajeros del Alvia procedente de Madrid que llegaba este mediodía a la estación de Oviedo se han encontrado con un inusitado control de la Policía Nacional, que ha pedido los documentos de todos los viajeros y chequeado que en sus maletas no trajesen drogas, armas o dinero irregular. Todos salvo un pasajero, que se había olvidado del certificado que le habilitaba para viajar entre comunidades autónomas, han podido pasar por el control sin problemas. Se trata del dispositivo policial de seguridad ciudadana "Railpol", que se ha desarrollado en toda la Unión Europea, para detectar a cualquier hecho delictivo en el ámbito del ferrocarril, pero que esta vez permite adelantar los controles del cierre perimetral que, a partir de este viernes, día 26, se intensificarán especialmente con motivo de la Semana Santa.

Compartir el artículo

stats