Así lo expresó el Consejero, en su intervención en el Foro Agro Santander, organizado por Prensa Ibérica y LA NUEVA ESPAÑA y patrocinado por Banco Santander, destinado a analizar el futuro que tiene por delante el campo asturiano.