Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El adiós de las mascarillas en las residencias de mayores: "Ya estábamos muy cansados pero tenemos miedo a nuevos brotes"

La flexibilización llega a los geriátricos si está vacunado el 80% de cada residencia: 11.200 mayores no tendrán que llevar tapabocas en Asturias

La mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores desde este próximo sábado, pero siempre que se pueda guardar una distancia de seguridad de 1,5 metros con los no convivientes. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, confirmó la primera flexibilización sobre el uso del cubrebocas en el Consejo Interterritorial de Salud celebrado ayer. La medida, de obligado cumplimiento en todas las autonomías, no generó polémica. El requisito de que haya una distancia interpersonal de metro y medio había sido solicitado por Asturias, según reveló el consejero de Salud, Pablo Fernández. También habrá un cambio relevante en el uso de mascarilla en los geriátricos, ya que los residentes no tendrán que llevarla si está vacunado el 80% por ciento de su centro, aunque sí será obligatoria para los trabajadores y las visitas, según confirmó la Ministra.

Compartir el artículo

stats