Para la mayoría de militares presentes en Santiago del Monte, la de Mali será su primera operación, la puesta en práctica de lo que llevan tanto tiempo trabajando. Se encargarán, fundamentalmente, de “dar seguridad y protección a los instructores de los militares malienses”, como explicó el teniente coronel Ricardo Ángel Velasco, que es jefe del Batallón “San Quintín” del Regimiento de Infantería “Príncipe” nº 3, con base en el acuartelamiento de Cabo Noval.