Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Ana Paz Paredes

Xandru González, premio Hórreo Asturiano: “Es un orgullo que te den un premio por la conservación del patrimonio, que es algo de todos"

Los guardianes del patrimonio de los hórreos están en Puerma, Negales y Cadavedo

Un matrimonio de Puerma (Las Regueras) y dos asociaciones de vecinos –la de Negales (Siero) y la Sociedad Popular La Regalina, de Cadavedo (Valdés)– han estrenado la primera edición del premio “Hórreo Asturiano”, recién fallado y convocado para distinguir a las intervenciones artesanales de conservación de hórreos, paneras y cabazos de la región.

La pareja formada por Paz González Mesa y Xandru González Fernández se llevan el máximo galardón en la categoría de “Lliño” y las dos sociedades vecinales se hacen con sendos accésits. Todos recibirán sus acreditaciones el viernes, en una gala que se celebrará en el Centro La Baragaña de Carreño, dentro de las II Jornadas monográficas sobre este bien mueble tan distintivo de la región.

Xandru y Paz González no podían estar más contentos con el premio recibido. Una justa recompensa, aunque no la buscaran, al mimo con el que cuidan del patrimonio asturiano. Hace unos años que se establecieron en el pueblo de Puerma, en Las Regueras, y la casería que adquirieron incluía un hórreo en estado de derrumbe. Ahí comenzó una labor artesanal de restauración que siguió con el traslado y asentamiento en la misma finca de otros dos graneros típicos, de los que también se encargó con paciencia el matrimonio. Uno tiene techo de escoba, que teitó el propio Xandru, y otro, datado en el siglo XVI, tenía unas ajadas pinturas decorativas a las que con destreza y orientación Paz González ha devuelto a su gloria y esplendor.

“Es un orgullo que te den un premio por la conservación del patrimonio, que es algo de todos. Porque, a fin de cuentas, nosotros solo somos usufructuarios de una determinada propiedad y lo que hacemos con ella es para legarlo a otra gente, a otras generaciones”, sostiene Xandru González.

Su pareja, Paz González, tiene claro que el galardón se sustenta, de forma compartida, en el trabajo “de recuperación y restauración que hicimos con los tres hórreos, pero sobremanera por el trabajo que nos llevó el que tiene las pinturas. Estaban muy dañadas y con el asesoramiento de Armando Graña, para que no quedara como el ‘Ecce Homo’ de Borja, logramos sacar adelante la restauración. Fue un trabajo muy complicado, muy largo y de mucha paciencia, y creo que seguro que ha sido lo más valorado por el jurado”, relata. “Fueron nueve meses de dedicación”, apostilla Xandru González.

Compartir el artículo

stats