Grado despide a Eduardo Suárez Colunga en un multitudinario funeral al que han acudido numerosas personas para arropar a su familia. El hombre perdió la vida tras una intoxicación por gas de monóxido de carbono en un accidente que se atribuye a priori a una mala combustión en un generador auxiliar ubicado en la planta baja de la vivienda familiar, sita en la localidad de La Mata. Su mujer, C. L-A. F., de 41 años, y sus dos hijos, A.S. L-A. y E. S. L-A., de 11 y 9 años, están hospitalizados y graves. Los tres heridos permanecen ingresados en la cámara hiperbárica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander (Cantabria), a donde fueron derivados tras llegar en UVI móvil al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

La familia es muy conocida en Grado. Suárez pertenece a la saga familiar de la compañía de alquiler de maquinaria de construcción y obra civil “Las Dos Vías” y de la bodega de producción de vino de la Denominación de Origen Protegida  (DOP) León Asturleonesa de Vinos, que comercializan bajo la marca “Vides”. La mujer herida forma parte de otra empresa familiar, en este caso la de producción  de galletas “La Triunfante”. Son personas, además, muy queridas y apreciadas por la sociedad moscona, impactada y conmocionada por lo acontecido.

“Eduardo era un hombre maravilloso, maravilloso, se incorporó a la asociación nada más llegar y colaboró siempre en todo”, señala el presidente de la asociación de vecinos “Santo Dolfo” de La Mata, Francisco Alonso. En el pueblo confían en que los médicos sean capaces de que su mujer y dos hijos se recuperen. “Ahora solo pedimos que ellos tres salgan adelante”, añade Alonso. El matrimonio siempre ha participado de forma activa en la vida cultural y social de Grado: “Están muy implicados”.