"Las movilizaciones responden a la no voluntad de la Consejería de Educación de hacer ningún tipo de negociación. Nos vemos obligados a convocar la huelga. Queremos que salga bien y que no sea un caos". Los sindicatos de la enseñanza pública asturiana, CCOO, UGT y CSIF, explicaron que las razones de los paros del personal de las escuelas infantiles, previstos para los días 18 y 20 de junio, radican en dos factores fundamentales: la estabilización del personal no estabilizado y la implementación del carácter educativo en el primer ciclo de educación infantil. Además, pusieron el foco en las desigualdades salariales entre el personal según los ayuntamientos de procedencia.

"Igual trabajo pero distinto sueldo. Actualmente, hay diferencias salariales de hasta 400 euros", señaló Laura González, responsable de escuelas infantiles de CSIF. González explicó que, tal y como están planteados ahora los convenios de los distintos centros, se pueden dar casos en los que trabajadoras de una misma escuelina, que realizan el mismo trabajo, lo hagan con una gran diferencia salarial.