Adrián Barbón, presidente del Principado y líder del PSOE asturiano, hace balance con LA NUEVA ESPAÑA de su primer año de gobierno en coalición con IU. Su mesa habitual de despacho está estos días sometida a un proceso de restauración, así que ha tomado la gran mesa de reuniones por escritorio. Todo queda sobre ella más holgado, salpicando el tablero, incluida la colección de bolígrafos "roller" del Presidente. A nadie se le escapa que Barbón ha perdido unos cuantos kilos de peso. También se le aprecia más holgado en el traje, pero defiende que lo que no ha perdido peso es su Gobierno.