¿Por qué gastar una fortuna en velas de citronela, mosquiteras y sprays corporales de dudosa composición, cuando hay una solución al alcance de la mano?. El problema del verano por excelencia será sólo un desagradable recuerdo, con este método que desinfecta tanto el interior como el exterior de estas presencias indeseadas.