Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Rocío Garrido vuelve a jugar al balonmano a los 43 años: juega en el Base Oviedo, el mismo club en el que destaca su hijo Yoel

La gijonesa, exjugadora de la selección española, vuelve a competir y a entrenarse en el deporte que más le gusta y que comparte con su hijo

Compartir el artículo

stats