El pasado fin de semana, Kiko Rivera confesaba en "Sábado Deluxe" que estaba atravesando una depresión y se encontraba, literalmente, en el "subsuelo". Isabel Pantoja no dudó en entrar en directo por teléfono durante la entrevista para transmitirle su apoyo y decirle que no iba a permitirle que se viniese abajo. La tonadillera le prometía que al día siguiente le visitaría en su casa para darle el abrazo y el cariño que el Dj tanto necesita. Pero parece que la cantante no ha cumplido, por el momento, con su promesa y Kiko, muy dolido, ha estallado a través de su cuenta de Instagram, atacando indirectamente a su madre por su falta de apoyo