Hosteleros y distribuidores se dieron esta mañana en Gijón la mano para defender sus derechos. Una gran caravana de vehículos recorrió toda la mañana las principales vías de la ciudad, saliendo desde el campus universitario, para protestar por la situación actual que atraviesa el sector.