Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tiro, el deporte que enamora a más de un millar de gijoneses

“Hay los mismos accidentes que en el ajedrez”, aseguran sus practicantes

La mampara protectora de uno de los fosos de tiro olímpico del Club Ensidesa refleja la antorcha de los hornos altos de Arcelor. Un cartel exige silencio a la puerta, mientras Rocío Conde y Flaviano López cargan su próximo cartucho en su escopeta. Eduardo Fernández, el presidente del club, está detrás de ellos. Se mete sus dedos índices como si fueran corchos en sus orejas para proteger sus tímpanos. De pronto, un plato de arcilla naranja cruza el horizonte. Dura un segundo en el cielo, lo mismo que el silencio que pide el cartel. Un disparo lo ha hecho trizas. 

Compartir el artículo

stats